Senador Raúl Bolaños presenta iniciativa para nuevas posibilidades de desarrollo

97

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refieren que en nuestro país existen 4 millones 749 mil 057 personas que no saben leer ni escribir. De acuerdo con el último informe del Programa PISA 2018 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México bajó en el ranking de aprendizaje, en el que se evaluó a un total de 1 millón 480 mil 904 estudiantes mexicanos de 15 años, en donde sólo el 1% mostró capacidades avanzadas en la lectura, al comprender lecturas amplias.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) refiere que la diversidad de las modalidades de acceso al conocimiento constituye una de las características más importantes de las nuevas sociedades del aprendizaje. Esta diversidad advierte una nueva relación y un nuevo rol de las instituciones escolares y del libro. Lo anterior no implica la desaparición de las escuelas ni de los materiales impresos, sino que los formatos y plataformas digitales ofrecen a los profesionales del sector de la educación y edición nuevas posibilidades de desarrollo.

Por lo anterior, el Senador de Oaxaca, Raúl Bolaños-Cacho Cué presentó una iniciativa para que todos los beneficios y nuevas posibilidades que abren los recursos digitales sean accesibles a todas las mexicanas y mexicanos, para poder resolver los problemas vinculados a los procesos de aprendizaje y fomentar en la población estudiantil y en nuestros paisanos en general, el hábito por la lectura y por el conocimiento.

Además, esta iniciativa tiene por objetivo que los maestros, directivos, bibliotecarios y equipos técnicos cuenten con habilidades digitales y tecnológicas para que puedan aprovechar el potencial de los formatos tecnológicos digitales, y puedan diseñar de manera particular medidas para los usuarios con capacidades diferentes. Asimismo, impulsa que las instituciones públicas fomenten y promuevan la creación de acervos electrónicos de libros, revistas, folletos y otros documentos de uso público, para que lleguen a una mayor población y tengan una utilidad formativa.

Compartir