Salud llama a no usar pruebas rápidas avaladas por Cofepris

64

El subsecretario señaló que estas no detectan una infección actual sino sólo si la persona ya tuvo la enfermedad y aseguró que son imprecisas

El subsecretario de Salud señaló que estas no detectan una infección actual sino sólo si la persona ya tuvo la enfermedad, pero aseguró que son imprecisas y aún hay muchas dudas respecto a su uso. 

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró en la conferencia vespertina sobre COVID-19 que las autoridades sanitarias del país no han recomendado el uso de pruebas rápidas en esta pandemia, aunque la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) haya avalado algunas.

“Aunque Cofepris ha aprobado 7 pruebas rápidas, de ninguna manera esto quiere decir que deben usarse. Las autoridades sanitarias del país no han recomendado que se usen y recomendamos, estamos próximos a emitir comunicado, recomendamos a las autoridades estatales no utilizarlas porque los resultados falsamente positivos y negativos que pueden emitir podrían causar confusión, que incluso produzca daño a las personas”, aseguró.

Las pruebas rápidas han estado en el centro del debate como también lo ha estado si el gobierno mexicano debería hacer más test para confirmar casos positivos de COVID-19.

Mandatarios estatales como Enrique Alfaro de Jalisco y Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco” de Nuevo León aseguraron que las usarían, y hasta anunciaron compras.

El subsecretario de Salud ha aprovechado varias de sus intervenciones en la conferencia sobre Covid para asegurar que esas pruebas no son confiables.

Sin embargo, el lunes pasado, Cofepris emitió un comunicado con la Lista de Pruebas Serológicas (también conocidas como rápidas) Aprobadas al 31 de mayo 2020 para determinar IgG e IgM (anticuerpos) para COVID-19.

“Para garantizar la eficacia de los resultados de las pruebas serológicas IgG e IgM para COVID-19, Cofepris estableció un protocolo de evaluación en conjunto con el Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas Salvador Zubirán y TecSalud del Tecnológico de Monterrey”, se lee en el comunicado.

Estas pruebas son distintas de las que avala el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (InDRE) y que se usan en la Red Nacional de Laboratorios Estatales de Salud, conocidas como PCR, que detectan, a través del análisis de una muestra extraída de la nariz y garganta de las personas, el material genético del virus.

“La persona que tenga síntomas compatibles con Covid y tenga la prueba positiva tiene confirmación de Covid en ese momento. Los resultados pueden tardar de 6 horas a una”, explicó Gatell.

Las pruebas serológicas, agregó, “se llaman así porque utilizan como espécimen suero, es el componente líquido de la sangre de los humanos y lo que se busca son anticuerpos producidos en el organismo contra el virus, no moléculas del virus, sino anticuerpos”.

La interpretación general de un resultado positivo en estas pruebas es que la persona tuvo en el pasado, al menos diez días atrás, pero puede ser un mes atrás o hasta seis 6 meses atrás, infección por el virus SarsCoV2, que causa la Covid-19.

De esta rama hay dos variantes, las que se hacen en un laboratorio, que requieren protocolos y personal especializado y las pruebas rápidas, las de tiras reactivas.

Estas generalmente son un dispositivo de plástico que al interior tiene una tira de material textil con los componentes necesarios para hacer una reacción química que detecte los anticuerpos en la sangre humana.

“Las pruebas moleculares (PCR) son el estándar de oro, es la prueba adecuada para identificar en ese momento que alguien tiene infección por el virus SARS-Cov2. Las serológicas están en un gran debate científico en el mundo entero, porque el conocimiento respecto a la velocidad con la que aumentan las concentraciones de anticuerpos en sangre, y si la presencia de anticuerpos significa o no protección biológica son motivo todavía de incertidumbre”.

López-Gatell señaló que es falso que estas pruebas deban forzosamente usarse en la nueva normalidad para saber quién ya tuvo la infección.

“Nadie en el mundo que tenga noción científica seria ha planteado que son indispensables para la nueva normalidad. Existe una gran expectativa de que a todos nos gustaría, a la población en general, gobierno, empresas, tener un instrumento diagnóstico que nos permitiera reconocer si ya tuvimos o no la infección porque todos nos sentiríamos más tranquilos de saber ah, ya la tuve, quizá ni me di cuenta pero ya estoy protegido.

Pero no hay ciencia en esa aspiración, esta idea a la que se le ha llamado de manera vernácula, de manera aspiracional: pasaporte sanitario o pasaporte inmunitario, porque asemeja a decir, yo ya estoy protegido, puedo estar en la plaza pública. Ojalá tuviéramos este instrumento diagnóstico, pero no, hoy 5 de junio de 2020 puedo decir con toda tranquilidad y confianza que no es el caso”.

El funcionario explicó que las pruebas serológicas tienen un desempeño muy bajo. “La probabilidad de ser positivas cuando una persona tiene la enfermedad o la historia de infección es muy baja, del 30 a 50 cuando mucho a 60% y por eso los Centros de Control de Enfermedades de EU dicen que es como echar un volado”.

Conclusión, enfatizó, “aunque Cofepris ha aprobado 7 pruebas rápidas, de ninguna manera esto quiere decir que deben usarse y las autoridades sanitarias del país no han recomendado que se usen”.

 

FUENTE: ANIMAL POLÍTICO

Compartir