Semáforo inicia en rojo en todo el país; 9 estados lo rechazan

32

Gobernadores de ocho estados rechazaron el semáforo que el Gobierno federal implementó, al considerar que se realizó de manera unilateral y no respetó el acuerdo de definirlo en consenso con las entidades a través de un diálogo abierto y directo con el Consejo de Salubridad General.

Luego de una reunión privada en el municipio de Tequila, Jalisco, los mandatarios Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Ignacio Peralta, de Colima; Silvano Aureoles, de Michoacán; Enrique Alfaro, de Jalisco; Miguel Riquelme, de Coahuila; Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; José Rosas Aispuro, de Durango, y Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato, coincidieron en ocho puntos, entre los que destaca que cada entidad federativa tendrá su propio semáforo y será el que esté vigente, con miras a actuar de manera cautelosa en la aceleración de los contagios y seguir con su estrategia de reactivación gradual.

Además, señala que las entidades deben seguir los protocolos de la nueva realidad que se vive; reforzar el modelo de aplicación de pruebas y crear una mesa jurídica para la redacción del marco legal de la nueva normalidad.

También se acordó revisar la situación en cada entidad y, de ser necesario, volver a reducir la movilidad y fomentar el aislamiento social.

Finalmente, los gobernadores acordaron invitar a la ciudadanía a tener una actitud de corresponsabilidad en el manejo de la epidemia “pues sin el apoyo de los mexicanos no habrá estrategia que funcione y no habrá manera de salir de la crisis sanitaria”, precisó Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco.

Gráfico

Por otra parte, pidió al Gobierno federal comenzar un diálogo ya que aseguró que sólo se han tomado acuerdos unilaterales.

Apenas el jueves, los mandatarios de Querétaro y Tlaxcala, Francisco Domínguez y Marco Antonio Mena, afirmaron que no aceptarían la propuesta de que haya un solo semáforo en la Zona Metropolitana del Valle de México debido a que el avance de la epidemia es diferente en las siete entidades de a Megalópolis.

Por otro lado, en Yucatán, el gobierno de Mauricio Vila cambió su semáforo epidemiológico de rojo a naranja. “No coincidimos con los indicadores que presenta el semáforo federal, ya que la información con los que la elaboraron no se encuentra actualizada, ni toma en cuenta los esfuerzos adicionales que se han hecho para ampliar nuestra capacidad hospitalaria”, dijo.

Por lo anterior, anunció que la entidad iniciará el 8 de junio la apertura de actividades no esenciales.

 

FUENTE: LA RAZON

Compartir