18 estados arrancarán el 29 de junio en Semáforo Naranja, y 14 quedan aún pintados de rojo

248

18 entidades mexicanas arrancarán en Semáforo Naranja la semana del 29 de junio, mientras que las otras 14 se mantendrán en Semáforo Rojo, informaron autoridades de Salud.

En Semáforo Naranja estarán Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

En Semáforo Rojo se mantienen Baja California, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Tlaxcala.

El color rojo, recordaron autoridades, significa el nivel de riesgo máximo. El naranja, agregaron, significa el nivel de riesgo alto.

Son cuatro factores los que se consideran para cambiar el color del semáforo en las entidades: porcentajes de ocupación hospitalaria; tendencia de casos hospitalizados; tendencia de casos de Síndrome COVID-19, y porcentaje de positividad COVID-19.

18 entidades mexicanas arrancarán en Semáforo Naranja la semana del 29 de junio, mientras que las otras 14 se mantendrán en Semáforo Rojo, informaron autoridades de Salud.

En el día 26 de la nueva normalidad, México reporta 25 mil 779 muertes por la COVID-19, además de 208 mil 392 casos confirmados acumulados, de los cuales 25 mil 786 representan la epidemia activa.

El Director General de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, informó que en las últimas 24 horas se confirmaron 719 muertes más por la enfermedad.

En el país hay 66 mil 440 casos sospechosos acumulados. Además, desde el inicio de la epidemia se han registrado 267 mil 288 negativos. En total, en México se han estudiado 542 mil 120 personas.

Con los contagios confirmados hasta hoy, México ocupa el lugar número 11 en el ranking de la Universidad Johns Hopkins. Lo superan Estados Unidos, Brasil, Rusia, India, Reino Unido, Perú, Chile, España, Italia e Irán.

Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, dijo ayer que él advirtió desde hace meses que la epidemia de COVID-19 duraría por lo menos hasta octubre en México.

“Desde febrero dijimos que nos preparáramos para una epidemia larga, que se prolongará al menos hasta octubre de 2020. Tenemos esta prolongada epidemia porque es la consecuencia benéfica de haber reducido los contagios diarios, en lugar de una curva grande, tenemos menos casos durante más tiempo”, explicó.

“Lo hemos dicho en múltiples ocasiones: predicción es válida si se cumplen las condiciones como la reducción de la movilidad. Si no se reduce movilidad, hay más casos, más contagios y mayor presión sobre los hospitales”, agregó.

Compartir