Isaías entra en el estrecho de Florida como categoría 1

365

El huracán Isaías entró en las aguas del estrecho de la Florida tras azotar varias islas de Las Bahamas en la mañana de este sábado. Las autoridades floridanas declararon el estado de emergencia y medidas de precaución que incluyen evacuaciones en algunas zonas costeras, el cierre de playas, puertos y parques.

De acuerdo al más reciente informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH) todavía no está claro dónde tocará tierra en la península o si evitará la costa y seguirá su movimiento de traslación paralelo a la costa este de EEUU.

El sureste de Florida, entre la ciudad de Miami y Fort lauderdale, comenzará a sentir los efectos de Isaías esta noche del sábado, aunque ya se registran lluvias esporádicas con fuertes ráfagas de viento. Para las primeras horas del domingo, el impacto se sentirá más fuerte desde Boca Ratón hacia el norte.

El alcalde de Miami, Carlos Giménez, dijo que había 20 centros de evacuación listos para ser montados con las medidas de seguridad para prevenir contagios de coronavirus.

“Todavía no creemos que haya necesidad de abrir albergues para esta tormenta, pero están listos”, señaló, citado por la agencia AP.

“Lo más importante que queremos que las personas hagan ahora es permanecer vigilantes”, dijo el gobernador Ron Desantis, quien anunció que el presidente Trump aprobó una solicitud suya para declarar la emergencia para los condados que puedan ser impactados por Isaías. “Esto ayudará a nuestro estado a responder rápidamente a cualquier impacto de la tormenta”, añadió en Twitter.

Florida Power & Light (FPL) la empresa que suministra energía eléctrica a ese estado, estima que habrá interrupciones del servicio en la medida en que Isaías se acerque a la península, lo que creará un esfuerzo significativo y desafíos operativos que podrían prolongar los apagones en zonas afectadas.

En todo caso, lo peor del huracán no se sentirá en Miami, según indicó el alcalde Giménez.

debido a las interrupciones del servicio eléctrico, algunos hospitales costeros más al norte están trasladando pacientes con coronavirus en grave estado a centros de salud más seguros.

Florida es actualmente el epicentro de la pandemia en EEUU con más de 7,000 muertos y 480,000 contagios desde que empezó la emergencia de salud pública.

Por su parte, las autoridades de Carolina del Norte ordenaron la evacuación, a partir de la tarde del sábado, de la Isla Ocracoke, que el año pasado fue severamente golpeada por el huracán Dorian. Del mismo modo, las autoridades de Bahamas evacuaron a personas que vivían en estructuras temporales en la isla Ábaco desde ese otro ciclón, así como a residentes en el extremo oriental de la isla Gran Bahama.

El CNH indicó en su reporte de las 2:00 de la tarde de este sábado Isaías tenía vientos máximos sostenidos de 75 mph (120 km/h), lo que muestra una pequeña disminución en su fuerza con respecto al parte anterior.

Su ojo se sitúa a unas 140 millas (225 kilómetros) al sureste de Fort Lauderdale, en Florida, y se mueve hacia el noroeste a 12 mph (19 km/h), aunque podría disminuir su velocidad de traslación y realizar un pequeño giro hacia el norte-noroeste a última hora del domingo, según los meteorólogos.

Existe una alerta de huracán activa desde Boca Ratón, justo al norte de Miami, hasta unas 150 millas (240 kilómetros) al norte, en la línea que divide los condados Volusia y Brevard, así como desde allí hasta la línea de los condados Flagler y Volusia, y un aviso de huracán desde el sur de Boca Ratón hasta Hallendale Beach.

La combinación de las lluvias del huracán con la penetración del mar hará que se inunden zonas cercanas a la costa y que normalmente se mantienen secas. El agua podría alcanzar de 2 a 4 pies desde el Jupiter Inlet hasta Ponte Vedra Beach y de 1 a 3 pies desde el norte de Miami Beach hasta el Jupiter Inlet.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo el viernes que el estado “está totalmente preparado para esta y cualquier futura tormenta durante esta temporada de huracanes”, con reservas de equipos de protección personal, generadores, agua embotellada y comida para distribuir.

Pero instó a la población a preparar comida, agua y medicamentos para siete días y dijo que se cerrarán los sitios operados por las autoridades estatales donde se realizan pruebas de detección del virus en el área en donde podía golpear la tormenta.

Para el noroeste de Las Bahamas también existe una alerta activa de huracán. A su paso por este archipiélago, Isaías ha ido dejando inundaciones y ha derribado árboles, tejados y viviendas.

Compartir