Wuhan, epicentro mundial de la pandemia, se olvida del virus a golpe de fiesta

618

Wuhan fue el epicentro de la pandemia antes de que el virus «conquistase» el resto del mundo. Durante semanas, las autoridades chinas sometieron a un férreo control la ciudad, que fue confinada e impedía la entrada o salida de sus límites a cualquier persona.

Sin embargo, con la llegada del verano parece que sus ciudadanos también han perdido el miedo al coronavirus. Durante el fin de semana han salido a la luz las imágenes de una macrofiesta de música techno que acogió un parque temático de la ciudad, en la que no se respetaron ninguna de las medidas básicas de seguridad.

El fin de semana pasado, el parque acuático Maya Beach se llenó de gente en traje de baño, bailando codo con codo al ritmo de música electrónica, sin respetar la distancis de seguridad y sin ninguna mascarilla a la vista. El establecimiento reabrió en junio y limita la asistencia al 50%, según medios locales. La entrada también se reduce en un 50% para las mujeres. Muchos participantes remaron en una gran boya naranja, solos o con otros.

Las imágenes, difundidas por AFP, han provocado múltiples comentarios en las redes sociales, ya que el Covid-19 ha infectado a más de 21 millones de personas en todo el mundo, y ha causado la muerte de más de 766.000.

«¡Así es como provocamos una segunda o tercera ola! Es inteligente …», escribió un usuario en Twitter.

Si bien muchos ciudadanos chinos continúan limitando sus viajes y usan mascarillas en la calle, la ciudad de Wuhan busca reactivar su economía, que quedó gravemente afectada por la epidemia de principios de año.

La provincia de la que es capital, Hubei, que no ha detectado grandes incrementos de casos desde mayo, ofrece entradas gratuitas para entrar a 400 enclaves turísticos.

China, donde el Covid-19 se detectó por primera vez a fines del año pasado, ha contenido en gran medida el virus desde entonces, con solo unas pocas docenas de nuevos casos diarios reportados en los últimos días por registros oficiales.

La metrópoli de Wuhan, que quedó aislada del mundo durante 76 días entre enero y abril, también ha vuelto gradualmente a la vida normal después de ser la primera ciudad del planeta en ser puesta en cuarentena por coronavirus.

 

Con información de ABC

 

Compartir