Quique Setién dejó de ser Director Técnico del Barcelona

323
Lisbon (Portugal), 13/08/2020.- Head coach of Barcelona, Quique Setien reacts during the training session of Barcelona in Lisbon, Portugal, 13 August 2020. Barcelona will face Bayern Munich in an UEFA Champions League quarter final match on 14 August in Lisbon. (Liga de Campeones, Lisboa) EFE/EPA/Manu Fernandez / POOL

Quique Setién ha ejercido 216 días como entrenador del Barcelona y, así, se ha convertido en el técnico que menos tiempo ha durado en el cargo desde Radomir Antic, quien dirigió al conjunto azulgrana de febrero a junio del 2003 bajo la presidencia interina de Enric Reyna.

Prácticamente nada se puede salvar de la gestión de Setién. Acabó la temporada en blanco después de tomar al equipo líder en LaLiga, sufrió la peor derrota de la historia del Barcelona en la Liga de Campeones (2-8) y cayó en Bilbao en la Copa del Rey, además de no cumplir ninguna de las promesas que hizo en la rueda de prensa de presentación: ni hizo jugar bien al Barça ni le dio protagonismo a la cantera.

De ninguna manera Setién demostró en la práctica ser un acérrimo defensor de la filosofía cruyffista, uno de los principales avales que le llevaron a ocupar el banquillo de un club en deriva deportiva, económica e institucional desde años atrás.

El juego del conjunto azulgrana cada vez se fue pareciendo más al que mostraba con Ernesto Valverde, plano, directo y olvidadizo del juego de posición. Y, a diferencia del preparador cacereño, Setién no consiguió los triunfos en los campeonatos nacionales que alargaron la resaca del mejor Barça de la historia hasta Lisboa.

El núcleo duro del vestuario rápidamente dejó de creer en el trabajo del santanderino y su cuerpo técnico, y el hecho de no haber dirigido nunca antes a un equipo de primer nivel (su trayectoria había pasado por el Lugo, el Las Palmas y el Betis) y de no ser ni la primera ni la segunda ni la tercera opción para sustituir a Valverde no le ayudaron.

La etapa de Setién en el Barcelona acaba con un balance de 16 triunfos, 4 empates y 5 derrotas. Valverde, quien este curso dirigió los mismos encuentros en el Barcelona que el santanderino, 25, consiguió un registro muy parecido: 16 victorias, 5 empates y 4 derrotas.

 

Con información de Récord

Compartir