Conversaciones con Garganta Abismal

2153

Raúl Castellanos Hernández

En estos tiempos de crispación…

“Gracias a ti he descubierto (dirás que ya era hora, y con razón) que el amor es una bahía linda y generosa que se ilumina y se oscurece según venga la vida. Una bahía donde los barcos llegan y se van. Llegan con pájaros y augurios y se van con sirenas y nubarrones; una bahía linda y generosa donde los barcos llegan y se van. Pero tú, por favor, no te vayas.”

Mario Benedetti

Pasamos -en Oaxaca- en términos del semáforo epidemiológico al color amarillo. Ello no implica bajar la guardia; hasta que la vacuna no se socialice, el riesgo estará latente. Tomada la decisión del Estado de abrir la economía al costo de muertes que sea, queda en la sociedad y en nosotros en lo individual mantener las condiciones preventivas establecidas por la Organización Mundial de la Salud.

No ha sido fácil. Hemos tenido que cambiar múltiples paradigmas de conducta; lo estamos viendo de forma notable en el sistema educativo, donde madres y padres, maestras y maestros, autoridades responsables a nivel federal, estatal y municipal e incluso los monopolios de la comunicación, están conjugando un gran esfuerzo digno del mayor reconocimiento.

En este escenario tan complejo, no tengo duda que la vida, el destino -que suele jugar malas pesadas-, las profecías, Dios o el Diablo, nos han puesto a prueba en muchos sentidos, mejor dicho en sentidos extremos; en uno, el trágico y lamentable, la partida de seres queridos, en algunos casos familiares, en otros grandes amigos, esos a los que solemos llamar de “doble raya”. No pocas veces la impotencia y el dolor nos han hecho derramar algunas lágrimas.

En el otro, esta ha sido una oportunidad de reencontrarse con las cosas bellas que tiene la vida, incluso con uno mismo, valorar lo que tienes y que en ocasiones lo das por hecho, la salud por ejemplo, un buen libro olvidado en el armario, la palabra “gracias” tan poco recurrente en estos tiempos de inmediatismo y qué decir de los amaneceres y las lunas llenas, el repasar caricias olvidadas.

A nivel social renacen proyectos comunitarios, se vuelve a poner el acento en la lectura, el ejercicio, la medicina tradicional, el deporte. Recién los Niños deportistas Triquis -hoy ya jóvenes- ganadores del Festival Internacional de Mini – Baloncesto Argentina 2013, demandaron a las autoridades locales y federales y en especial al Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el rockstar Hugo López Gatell, IMPULSAR EL DEPORTE y los espacios para su práctica.

Y qué decir del Arte y la Cultura, ambos estadios son páramos para el reencuentro del alma, la creatividad, la expresión de sentires y expresiones, para llorar y reír a través de imágenes, líneas, palabras, silencios y miradas. En suma, son la alternativa para validar que la humanidad aún tiene sentido y razón.

Por eso y por mucho más, vino a mi memoria aquella noche cálida y estrellada de finales de julio de 2005, en que al lado de aquel extraordinario equipo de la Televisión de los oaxaqueños, en el Jardín de los Lavaderos grabamos para “Sin Censura” la presentación de “Sones de Tierra y Nube” una producción de la Banda Filarmónica del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo Cultural Mixe,

Producción que no hubiera sido posible -por lo menos a ese nivel- sin el compromiso, apoyo, visión y relaciones de Susana Harp, de otras instituciones y artistas de gran sensibilidad. Ese día conversamos largo, al tiempo que se escuchaban las notas, voces e instrumentos, con Rosario Camus de la Asociación Cultural Xquenda, Blanca Charolet, fotógrafa de la obra, Horacio Franco, extraordinario flautista y Héctor Infanzón no menos excelente pianista y por supuesto Susana Harp.

Hoy corren otros tiempos. Susana transita en las pantanos de la política plagados de neblinas, arenas movedizas, fantasmas que cobran vida, nada que ver con un bosque de unicornios azules.

Como debe de ser en el argot futurista, ya tiene por la posición que detenta, un lugar en la “lista” de “posibles” candidatas o candidatas a la gubernatura, su condición de género le da una ventaja, al igual que a la Sra. Ivette Morán, a quien las encuestas la colocan en una posición relevante.

Por mi parte, yo me quedo con la Susana Harp visionaria y comprometida con la cultura, en aquella conversación hizo juicios sobre nuestro estado y su desarrollo cultural que sin duda hoy más que nunca son válidos en su condición actual, vamos, aplican; “lo que hagas con verdad, serᔓes una paradoja que en nuestro estado haya carencias teniendo tanta riqueza humana, cultural e histórica”“no se vale decir que no se puede”.

Ya entrado en las reflexiones, llamé a Garganta Abismal, hoy estoy por “México Distrito Federal” versión Chava Flores. Decidimos comer en la Specia, cocina polaca de la Condesa, llegamos puntualmente, para empezar era obligado el vodka helado y las crepas de arenque. Luego ordenamos Cheese Sauce, combinación de cuatro quesos y ravioles y Grzyby, setas secas y champiñones; como somos de lealtades probadas ambos degustamos a continuación la ensalada de la casa, berros, lechuga, espinacas, nuez, manzanas, piñón y tocino y por supuesto Pato Tin dorado, relleno de manzanas agrias y salsa de blueberry; de postre las crepas de la casa, Crepas Nalesnik y para cerrar una comida de “tercer mundo” café Express cortado con un tuis de limón y una cereza en trébol y Carlos I.

Ha sido una tarde espléndida, con un amigo entrañable, politólogo de corazón, afición y ocasión, ya para el tercer Carlos I le salió lo democrático y plural, sin más me soltó “yo prefiero ver a Gerardo -Fernández Noroña- sentado en la presidencia de San Lázaro que quemando las puertas de Palacio Nacional, o en su caso si los Morenos aplican su mayoría, solo estarán refrendando su origen priista y perredista de muchos de ellos”.

Y ya en caballo de Hacienda, argumentó respecto a la decisión del TEPJF de elegir la dirigencia de Morena por encuesta “el fallo acaba con la legislación interna de Morena, la sentencia es como un pedido a la carta, no tiene sustento legal ni constitucional, desaparece el padrón del partido, cualquiera podrá formar parte de él, en términos reales anulan el derecho de admisión, bueno, ahora, hasta Felipe Calderón podrá votar, no bueno, diría Roberto Molina Samamada”.

Su conclusión fue lapidaria “se trata de un golpe de estado al partido, lo que hicieron los magistrados electorales es lamentable y vergonzoso, es una tragicomedia, no podía ser menos, ellos son cuotas de las viejas prácticas, es una tragedia judicial; sin embargo frente al reto, habrá que ser autocríticos, en Morena no se ha construido un partido a la altura de ser gobierno y el huevo de la serpiente está muy presente dentro de Morena”.

Por mi parte, le dejé claro a Garganta Abismal que siempre he estado en desacuerdo, en contra, de que los temas electorales de partidos o generales se judicialicen. El voto debe ser el único árbitro, en cuanto a la elección de Morena, mi percepción es que los dados ya están cargados a favor de Mario Delgado.

Nos despedimos, luego de saborear un Café Irlandés, voy rumbo al aeropuerto, decido invocar la paradigmática frase Germán Dehesa: “Es viernes. Hoy toca.”

¡Volveremos a abrazarnos!

 

Compartir