Turquía inicia ejercicios militares en el Mediterráneo y aumentan tensiones con Grecia

573

Las fuerzas armadas de Turquía comenzaron este domingo los ejercicios anuales en la separatista República Turca del Norte de Chipre, una entidad reconocida sólo por Ankara, mientras las tensiones continúan aumentando con Grecia en el Mediterráneo oriental.

La búsqueda de Turquía de reservas de gas y petróleo en aguas reclamadas por Grecia ha ejercido una enorme presión, deteriorando la relación entre los dos miembros de la OTAN.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, lanzó una fuerte amenaza a Grecia este sábado diciendo que “entenderán el lenguaje de la política y la diplomacia, o sino lo harán en el campo, a través de experiencias amargas”.

Mientras las tensiones aumentan, el ejército turco comenzó sus ejercicios llamados “Tormenta mediterránea” con el Comando de Seguridad turco chipriota, dijo el vicepresidente Fuat Oktay en Twitter.

“Las prioridades de seguridad de nuestro país y de la RTNC (República Turca del Norte de Chipre) son indispensables, junto con las soluciones diplomáticas en el Mediterráneo oriental”, escribió Oktay.

El Ministerio de Defensa turco también tuiteó sobre los ejercicios militares que continuarán “con éxito” y se prolongarán hasta el jueves.

Chipre está dividido en dos regiones: el sur, controlado por Grecia (greco chipriotas), siendo esta parte un estado miembro de la UE, y el Norte, controlado por Turquía (turco chipriotas) y sólo reconocido por Ankara.

Turquía ha estacionado decenas de miles de tropas en el norte de la isla desde su invasión en 1974, que siguió a un golpe de estado organizado por gobernantes militares en Grecia.

Erdogan y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, discutieron los acontecimientos en el Mediterráneo oriental el domingo durante una llamada telefónica.

El líder turco “invitó a las instituciones de la UE y los estados miembros a ser justos, imparciales y objetivos y actuar responsablemente en los asuntos regionales, particularmente del Mediterráneo oriental”, dijo la oficina del presidente en un comunicado.

Michel, por su parte declaró el viernes que los líderes de la Unión Europea se reunirán del 24 al 25 de septiembre, para calmar las tensiones y decidir el enfoque a seguir.

Mientras tanto, Erdogan se reunió el domingo con el primer ministro libio Fayez al-Sarraj en Estambul para sostener conversaciones sobre las tensiones en el Mediterráneo, entre otros temas.

Según la Dirección de Comunicaciones de Turquía, los líderes discutieron los pasos para proteger los derechos de Turquía y Libia en el Mediterráneo Oriental y los términos para fortalecer la cooperación en la región bajo un acuerdo firmado entre las dos partes.

En noviembre de 2019, Ankara y Trípoli firmaron un acuerdo que cubre sus fronteras marítimas en el Mediterráneo oriental.

Francia dijo que la escalada del conflicto de Turquía con Grecia y Chipre será el tema principal en la reunión del Consejo Europeo de este mes, cuando se considerarán las sanciones contra Ankara.

El ministro para Europa y de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, instó a Erdogan esta semana a iniciar conversaciones sobre sus ambiciones en el Mediterráneo oriental hasta la reunión del Consejo Europeo. En una entrevista con la radio France Inter, señaló que depende de los turcos demostrar que este asunto se puede discutir, y de ser así se podrá crear un círculo virtuoso para todos los problemas sobre la mesa. Si bien Le Drian se negó a especificar el tipo de sanciones que podría enfrentar Ankara, dijo que había una “serie completa de medidas” que tanto él como sus homólogos de la UE podrían aplicar sobre Turquía y que Erdogan lo sabe.

Disputa entre Grecia y Turquía por los hidrocarburos en el Mediterráneo

Turquía se embarcó en una empresa de exploración de hidrocarburos respaldada por el ejército en las aguas entre Grecia y Chipre el 10 de agosto, aumentando las tensiones en un corredor estratégico del Mediterráneo oriental.

Grecia respondió con ejercicios navales para defender su territorio marítimo, que luego se vieron reforzados por el despliegue de fragatas y aviones de combate franceses.

El conflicto ha subrayado los crecientes riesgos geopolíticos para la OTAN en la región, como consecuencia de los avances de Turquía con políticas nacionalistas más agresivas bajo Erdogan.

Mientras tanto Ankara continuará con su ejercicios militares hasta el jueves, alejándose cada día más de la posibilidad de ser aceptado como país miembro de la Unión Europea (UE), lo que fuera el gran sueño de Erdogan al llegar al poder.

Con información de Infobae

Compartir