El FBI interceptó una carta con veneno dirigida al presidente Donald Trump

453

Un sobre dirigido al presidente Donald Trump la Casa Blanca contenía una sustancia que los investigadores federales identificaron como la sustancia letal ricino, según detalló un oficial a The New York Times. No está claro cuándo se interceptó el sobre, si fue antes de que llegara a la sala de correos de la Casa Blanca o si ya estaba en la residencia presidencial cuando fue identificado el pligro, pero los investigadores creen que fue enviado desde Canadá, según el funcionario.

Los investigadores federales están trabajando para rastrear quién lo envió y determinar si otros sobres han sido enviados a través del sistema postal.

El ricino, que es parte de los residuos que se producen cuando se fabrica el aceite de ricino, no tiene ningún antídoto conocido.

En 2011, cuatro hombres de Georgia fueron arrestados y posteriormente condenados a prisión por conspirar para esparcir la toxina simultáneamente en cinco ciudades de Estados Unidos, en contra de funcionarios federales y estatales. Ese mismo año, los funcionarios estadounidenses encargados de la lucha contra el terrorismo dijeron que estaban rastreando cada vez más la posibilidad de que Al Qaeda utilizara la ricina en ataques contra los Estados Unidos.

Dos años después, un hombre de Misisipí envió cartas que contenían ricino al presidente Barack Obama y a un senador republicano en un intento de inculpar a un rival. Las cartas fueron interceptadas en las instalaciones de clasificación.

La actriz Shannon Richardson fue sentenciada a 18 años de prisión federal por enviar cartas con ricino en mayo de 2013 a varias personas, incluyendo a Obama y a Michael R. Bloomberg, el alcalde de Nueva York en ese momento.

Las semillas de ricino contienen una toxina que es siete veces más mortífera que el veneno de cobra, según reporta el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Estos granos normalmente se procesan para conseguir aceite de ricino, cuya aplicación más conocida es como laxante, aunque también se usa en la producción de lubricantes para grandes motores, pintura, plásticos, champú o cosméticos.

El ricino proviene de los desechos de la producción del aceite y ha sido utilizada de forma experimental en medicina para eliminar células cancerosas, según el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades de EEUU (CDC).

Además de ser difundido por vía postal, como se hizo con el ántrax, también en los Estados Unidos, después de los atentados del 11-S, el ricino puede ser disuelto en agua para contaminar bebidas –cuyo gusto no modifica- u otras sustancias destinadas al consumo humano. También se pueden hacer preparados para inhalar o para ser inyectados.

Con esta toxina fue asesinado, en Londres, en 1978, el periodista búlgaro Georgi Markov. Los servicios secretos soviéticos la usaban.

El principal riesgo -y el motivo por el cual atrae a los terroristas- es que se usa en operaciones destinadas a crear pánico colectivo. Por ejemplo, en febrero de 2004, se encontró ricina en polvo en la sala del correo del Senado, en Washington.

Con información de Infobae

Compartir