Acusan a alcaldesa de Cuicatlán de despojar a humilde mujer

2115

En un flagrante abuso de autoridad por parte de la Presidenta Municipal y de la directora de Mercados, de San Juan Bautista Cuicatlán, Maricel Mariscal Gaytán y Ofelia Mariscal, respectivamente, una humilde familia fue despojada de su único patrimonio, un puesto de ropa en uno de los pasillos del Mercado Municipal, mismo que han mantenido desde hace más de 40 años.

Y es que, de forma arbitraria, la familia encabezada por Gloria Hernández Cancino, fue despojada del espacio donde expenden ropa, lugar que cuenta con el permiso correspondiente de autoridades anteriores, incluso de la administración actual, sin embargo, de la noche a la mañana su puesto fue desalojado del lugar por los mandos municipales, sin que hasta el momento les den una respuesta concreta.

“Ese puesto lo consiguió mi madre Delfina Cancino Ramos hace más de 40 años, tenemos una constancia de posesión, con el paso del tiempo lo trabajó mi hermana con vendimia de comida, desde entonces empezaron a amedrentarnos porque querían sacarnos del mercado a pesar de que nos cobran derecho de piso y demás impuestos, ahora mi hija y yo pusimos un puesto de ropita, pero nos hacen la vida imposible y no sabemos por qué”.

Gloria Hernández, quien entiende poco de situaciones legales, mencionó que las cosas empeoraron en el 2019, cuando tras supuestos trabajos de limpieza en el mercado municipal, su pequeño local fue desarticulado por las autoridades y cuando intentó volver, la directora de Mercados, Ofelia Mariscal, le informó de voz, que el espacio ya tenía nuevo dueño.

“Buscamos muchas veces que la presidenta Maricel nos atendiera, que nos diera una explicación de por qué tanta saña contra nosotras, sin embargo, nunca quiso atendernos y lo único que nos comentó gente cercana es que ya le había vendido el espacio a su primo y que nos iban a invalidar los documentos que nosotros teníamos”.

Señaló que ante el constante hostigamiento por parte de familiares de la Edil, acudió a las oficinas de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) con sede en Cuicatlán, pero ante la falta de conocimientos sobre los trámites, el personal no le dio importancia a su caso, por lo que decidió trasladarse a la ciudad de Oaxaca y solicitar auxilio en la misma dependencia.

“No sirvió de nada porque nos trajeron dando vueltas y al final ellos se arreglaron con la Presidenta sin tomarnos en cuenta, lo más grave es que no tenemos dinero para pagar un abogado y pelear contra ellos es echárselos de enemigos, solo por un pedazo de piso en el mercado que ha sido nuestro único patrimonio, porque nos han gritado que en el pueblo ellos son la ley”.

Finalmente, doña Gloria expresó su pesar por la problemática que atraviesa porque finalmente la edil se salió con la suya y les quitó el pequeño puesto en el mercado, desarticularon la pequeña estructura metálica y simplemente ya no la dejaron, ni a ella ni a sus hijas entrar al mercado, dejándolas totalmente en la indefensión.

Pese a que durante su campaña abanderó la causa de las mujeres y se comprometió a ayudar a las más desprotegidas, Maricel Mariscal se olvidó de eso para beneficiar a sus familiares, como en este caso, despojando a una mujer y a sus hijas de sus únicas pertenencias.