Advierten sobre fraude de distribuidora de motos Suzuki en Oaxaca

261

La empresa ATRUM MOTORS DE MÉXICO S.A. DE C.V., distribuidora de motos SUZUKI en la capital oaxaqueña, está siendo investigada por un fraude. Uno de los casos denunciados ante la Fiscalía General de Oaxaca, data del año 2018, cuando un cliente interpuso su denuncia en contra de Miguel Ángel Luján Corro, administrador único de dicha empresa, por el delito de fraude y amenazas, toda vez que el denunciante adquirió tres motocicletas de la marca SUZUKI en el año 2017, las cuales una vez que concluyó el pago en tiempo y forma, no le entregaron las facturas originales y los respectivos doce pagarés que en su momento entregó por la cantidad total de cada crédito mercantil y los cuales liquidó en su totalidad, sin embargo, a la fecha ATRUM MOTORS DE MÉXICO S.A de C.V., se ha negado a devolverlos, pese que se solicitó la intervención de la Fiscalía General de Oaxaca y la Procuraduría Federal del Consumidor con sede en la capital del estado,, el empresario Luján se ha negado a entregarlas, argumentando incongruencias y dando “respuestas” largas y evasivas ante las autoridades citadas.

Este caso dejó al descubierto el “modus operandi” de dicha empresa en la venta de las motocicletas Suzuki en Oaxaca, por lo que dijo el afectado “se debe saber la verdad de dicha empresa para que la ciudadanía oaxaqueña evite acudir a comprar motocicletas, refacciones y accesorios en dicho negocio, para prevenir ser defraudados”.
“Suzuki Atrum Oaxaca” es el nombre comercial del establecimiento ubicado en Símbolos Patrios, mismo que continúa operando hasta la fecha con total impunidad, pese a que son varias las víctimas de dicha empresa, que pone en duda la seriedad y prestigio de SUZUKI.

No obstante el fraude anterior y por también dedicarse al rubro de la construcción, el “empresario” Miguel Ángel Luján, también cuenta con una empresa denominada DIAZOMA AVANZADA. S.A. DE. C.V., la cual ofrece servicios de renta de maquinaria pesada, con la cual han trabajado de manera engañosa y defraudando también a quien solicita dichos servicios, ya que para rentar su maquinaria obligan a firmar un contrato leonino, para poder rentar su equipo, la víctima explicó que le exigieron entregara en garantía algún bien mueble o inmueble durante el tiempo que durara el servicio. En su caso, solicitaron como garantía un automóvil, entregándole al arrendatario de buena fe y cumpliendo con sus requisitos, la factura original y llaves de un vehículo Mercedes Benz Sport, Modelo 2013 y por si fuera poco, Miguel Ángel Luján Corro, pidió un terreno o casa junto con las escrituras y una carta de donación del bien.

La víctima accedió a a las pretensiones de la empresa debido a la necesidad de obtener una factura comprobatoria de los servicios, ya que en junio del 2018, firmó un contrato por la renta de maquinaria pesada por 28 días, entregando así la factura original y las respectivas llaves del automóvil de su propiedad junto con las escrituras de su predio, ambos justamente en garantía, y que una vez concluido el servicio solicitado bajo las propias exigencias de Miguel Ángel Luján y habiendo pagado lo pactado por el tiempo de renta de la maquinaria, únicamente devolvió la escritura del bien inmueble, no así la factura y las llaves respectivas del coche, dándole respuestas evasivas para la devolución de parte de su patrimonio, por lo que al igual que con el caso de las motocicletas, el defraudado interpuso la respectiva querella ante la Fiscalía, sin que a la fecha haya una justa resolución a ambas problemáticas

Los documentos en poder de esta casa editorial, indican ante la ley que la factura y llaves del citado vehículo fue entregado a un socio de la corrupta empresa, argumentando el mismo empresario de ATRUM MOTORS DE MÉXICO S.A. DE C.V y DIAZOMA AVANZADA. S.A. DE. C.V, que a su empresa nunca le entregaron la factura y llaves, que fue un error haberle proporcionado a una persona física lo ya citado.

Por esa razón quedó asentado en su denuncia ante la autoridad, que ha sido afectado seriamente en su patrimonio, puesto que ese vehículo a la fecha no tiene factura original. No obstante consciente de haber liquidado en tiempo y forma, el demandante, visto en la necesidad, por sus actividades diarias utilizaba dicho automóvil con un duplicado de llaves como legítimo propietario, sin embargo, explicó ante el ministerio público, que “al haber acudido a un restaurante conocido en la ciudad de Oaxaca, en el momento de salir de dicho establecimiento, me percaté de que el automóvil se lo habían llevado”, por esa razón sospecharon que Miguel Ángel Luján estaba involucrado, puesto que él hasta la fecha tiene en su posesión las llaves y facturas, y de acuerdo a testigos y cámaras de vigilancias, lo señalan a él como responsable de dicho acto.

Ante esta situación, la víctima y su madre acudieron inmediatamente a denunciar los hechos y reclamar lo que por derecho y justicia les corresponde, sin embargo esta situación los ha llevado a ambos a ser amenazados, insultados y amedrentados por el señalamiento y la denuncia realizada. Pese a estas provocaciones y poniendo en riesgo hasta la integridad de la familia, el defraudado ha llevado a entablar la querella ante las autoridades competentes sin que a la fecha se haya resuelto el caso.

Es primordial recalcar que la autoridad judicial, hasta el presente mes de febrero del 2022, el caso todavía después de 5 años lo tiene en periodo de investigación, ya que el supuesto empresario oaxaqueño Miguel Ángel Luján Corro, se ha valido de sus amistades y contactos en la fiscalía para que no avance dicha querella, lo que podría configurarse en delito de tráfico de influencias.

Los documentos co probatorios de tal fraude, forman parte de la carpeta de investigación número 11499/FVCE/OAXACA/2021, en la Fiscalía de Oaxaca. Y ante la Procuraduría Federal del Consumidor, en los expedientes PFC.OAX.B.3/000686-2018 y PFF.OAXB.3/000/276-2018

El llamado de hace a toda la ciudadanía para no caer en engaños y fraudes, principalmente a quienes por la ubicación y tipo de servicios que ofrecen, visitan directamente a la compañía ATRUM MOTORS DE MÉXICO S.A. DE C.V, distribuidora de motos SUZUKI, ya que, se hacerlo su dinero, patrimonio y hasta su integridad, pueden estar en riesgo por el abuso de poder y por el modo de operar de quien la administra.