AMLO deslegitima al periodismo y da pie a ataques de funcionarios en estados y municipios, alertan

92

Funcionarios municipales, estatales e incluso el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, deben cambiar el discurso que deslegitima el trabajo de la prensa pues polariza a la ciudadanía y puede llevar a personas a justificar las agresiones contra periodistas, llamaron organizaciones civiles al cumplirse el primer año de la administración morenista con al menos 15 periodistas asesinados.

La violencia contra las y los periodistas colocó este año a México como el país más peligroso de América para quienes ejercen la profesión, de acuerdo con un análisis de la organización internacional Reporteros sin Fronteras. Para las organizaciones Comunicación e información de la Mujer A.C. (CIMAC) y Artículo 19 el panorama de riesgo para el gremio con la administración morenista no ha cambiado en comparación con el sexenio de Enrique Peña Nieto y no hay intención clara de las autoridades para hacerlo.

Al contexto de violencia extrema se suma un “discurso estigamtizante” que replica el Jefe del Ejecutivo y que “lejos de abonar a la democracia y transformación está polarizando peligrosamente a la sociedad y generando la justificación para agresiones contra periodistas y defensores”, opinó en entrevista con SinEmbargo Lucía Lagunes Huerta, directora de Comunicación e información de la Mujer A.C. (CIMAC).

El Presidente López Obrador suele usar expresiones que apuntan a que existe una prensa fifí”, descrita por él mismo como la que “se dedica a cuestionar y a veces a calumniarnos [al Gobierno], todos los días como sistema, porque hay una línea editorial en contra nuestra”, según dijo en su conferencia mañanera del 25 de marzo. También se ha referido a algunos medios como”conservadores”.

Para la también defensora del derecho a la libertad de expresión, ese tipo de discursos se replican en actitudes y comentarios de autoridades estatales, “es la réplica de si esto lo dice el Presidente porque yo no”, dijo.

“Este discurso de odio que se va sembrando en la sociedad al descalificar a la prensa, de señalarlos como agentes del pasado o por el estilo ha generado polarización entre gobiernos estatales y municipales sobre todo cuando en los municipios y estados se registra el mayor número de agresiones contra periodistas y personas defensoras”, añadió.

En eso coincidió Ana Cristina Ruelas, directora de la oficina de Artículo 19 en México,  y aseguró que el discurso estigmatizante genera mecanismos inhibitorios para el ejercicio periodístico.

“Si yo sé que si le preguntó al Presidente algo en una mañanera o cuestiono a algún Presidente municipal voy ser estigmatizado o se me va a nulificar mi calidad de periodista decido autocensurarme”, explicó.

En los primeros siete meses de Gobierno de López Obrador, Artículo 19 contabilizó 280 agresiones contra periodistas por el ejercicio de su trabajo, y datos de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación mostraron que hasta octubre 15 periodistas habían sido asesinados, aunque el registro elaborado por el Espacio de Organizaciones de la Sociedad Civil señala que serían 19.

La violencia contra la prensa superó a la que se registró en el primer año de Gobierno del priista Peña Nieto, en 2012, cuando fueron asesinados siete periodistas.

Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

Las cifras, coincidieron, muestran que el Gobierno morenista ha sido omiso en garantizar la libertad de expresión pues las agresiones hacia estos profesionales permanece impunes.

“No ha habido cambios en  las políticas para la búsqueda de agresores. La única manera de que se mande un mensaje para los perpetradores es que haya consecuencias si se agrede a la prensa, pero hoy no tenemos resultados claros que nos lo digan, esto nos dice que agresiones seguirán”, alertó Ana Cristina Ruelas.

EL DISCURSO DE AMLO Y LA VIOLENCIA EN REDES

Para Lagunes Huerta, el Presidente López Obrador ha sido indiferente ante el tema y no muestra interés en reconocer que utiliza “expresiones absolutamente estigmatizantes”. Esto mismo le señaló la Coalición internacional de la sociedad civil sobre seguridad de los periodistas en la conferencia matutina del 6 de noviembre. En esa ocasión, el Jefe del Ejecutivo evitó comprometerse a no usar ese tipo de lenguaje.“Nunca he utilizado un lenguaje que estigmatice a periodistas. Quiero estigmatizar la corrupción, no a los periodistas”, afirmó el mandatario.

Cuando López Obrador arremete contra la prensa suele usar como argumento el derecho que tiene, al igual que toda la ciudadanía, a la réplica, pero lo hace juzgando a las y los periodistas y la línea editorial de sus medios, lo que nos expone, consideró la directora de Artículo 19.

“Falta debate antes de estigmatización y nulificación, es cierto que el Presidente tiene derecho de réplica y de libertad de expresión, pero al ser garante de este derecho debe mantener un diálogo circular, actualmente es vertical porque él tiene más poder que los periodistas. Por eso importa que reconozca que cuando se le cuestiona tiene que aprender a debatir no desde la descalificación”, opinó.

Y es que las descalificaciones a la prensa en los últimos meses se han registrado luego de que periodistas cuestionan al Presidente en sus conferencias matutinas. Por ejemplo, al término de la que dio el 6 de noviembre se volvieron tendencia en redes los hashtag #PrensaProstituta y #PrensaChillona.

Esta violencia en redes sociales es un aspecto que preocupa ahora a las organizaciones.

“Hay periodistas que viven con miedo, ejemplo de ellos son las criticas en redes sociales, esto les preocupa porque saben que en México la violencia digital puede escalar a un conflicto físico, que las amenazas en redes pueden significarles la muerte en el ámbito físico”, dijo Ana Cristina Ruelas.

Registros de CIMAC, organización especializada en posicionar a las mujeres en los medios de comunicación, muestran que hasta octubre de este año las agresiones contra las periodistas en el ámbito digital crecieron en 64 por ciento.

Algunos de los casos significativos sobre agresiones en la red son los de Jannet López Ponce, reportera de Milenio, el de la periodista española Silvia Chocarro, así como el del reportero Irving Pineda, de Televisión Azteca, que este fin de semana escalaron a insultos de civiles mientras estaba en la calle.

Un estudio de Signa_Lab, el laboratorio interdisciplinario del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), analizó las agresiones en la red a dichos reporteros y encontró que internautas atacaron a Jannet López por su trabajo periodístico con expresiones entre las que destacaron  “chayotero” y “calumnias”, además de que se utilizaron palabras relacionadas con partes del cuerpo y de corte misogino.

En el caso de Silvia Chocarro, quien también pertenece a un comité de la UNESCO sobre tendencias internacionales en libertad de expresión, los insultos se incrementaron luego de que cuestionara al Jefe del Ejecutivo sobre su discurso, el 6 de noviembre en la conferencia matutina. Para ello, los palabras más utilizadas por internautas fueron las que hacían referencia a su nacionalidad, así como “gachupina” “españolita”, “prensaprostituta”,  “farsante” o  “arrastrada”.

El caso de Irving Pineda llamó la atención porque luego de que cuestionara al Presidente sobre el operativo en Culiacán en el que se liberó a Ovidio Guzmáz, el hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.El 31 de octubre el periodista si algún miembro del Cártel de Sinaloa negoció con las Fuerzas Federales para detener el operativo a lo que el mandatario respondió “ninguna, pero si Azteca quiere poner eso, que lo ponga”, aunque el periodista que no tenía que ver con la televisora él contestó: “Son asuntos muy serios que requieren responsabilidad, y no se puede por el amarillismo poner en tela de juicio una acción tan importante que es un parteaguas en lo que era una política autoritaria, que nunca fue cuestionada por los medios, con honrosas excepciones”.

Desde entonces,  se usaron en Twitter palabras y hashtags con ánimo de humillarlo como irvingchilletas, chillón, llorón,cobarde, irvingchillonaguantate. La violencia también la sufrió durante el informe de un año de Gobierno que dio López Obrador en el Zócalo de la Ciudad de México, ahí, fue víctima de agresiones por parte de supuestos partidarios del mandatario.

Al termino del mensaje del Presidente de la República el comunicador fue interceptado por un grupo de personas, presuntos integrantes de #redAMLOve y militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de la Alcaldía Miguel Hidalgo, quienes le gritaron de insultos y cuestionaron su desempeño en la cobertura de las mañaneras del Presidente.

LA RELACIÓN CON LA PRENSA

A un año de Gobierno, organizaciones como Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras han destacado el interés por particu periodistas han destacado la intención del presidente con transparentar información a través de las conferencias y en ello coincide el periodista Carlos Pozos, de la revista Petróleo y Energía, quien en redes ha sido conocido como “Lord Molécula”, por una pregunta que hizo al director de Petróleos Mexicanos en enero.

“A él no le interesan los medios tradicionales, él con la conferencia mañanera tiene el diálogo y el mensaje directo para con su audiencia. La conferencia mañanera para mí es la joya de la corona del presidente. Parte de su popularidad recae en su conferencia mañanera, eso percibo de la relación que tiene el Presidente con los medios”, opinó en entrevista, y destacó que en sus años como periodista las conferencias y la transparencia diferencian a López Obrador de ex mandatarios desde  Miguel de la Madrid.

Para Lagunes Huerta, el Presidente López Obrador ha sido indiferente ante el tema y no muestra interés en reconocer que utiliza “expresiones absolutamente estigmatizantes”. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

En redes el mandatario ha sido criticado por permitir el ingreso de youtubers a sus conferencias y algunos internautas aseguran que se les da trato preferencial, sin embargo, Pozos difiere, incluso consideró que el equipo de comunicación sí muestra preferencia a “algunos medios tradicionales”.

Para el reportero, quien ha sido acusado en redes por seguir un guión desde la Presidencia, no existe algún “favoritismo” por parte del mandatario. El periodista no consideró que el discurso del Presidente motive a agresiones de la ciudadanía, pero sí llamó al gremio a seguir ejerciendo su profesión con respeto, incluso narró que en los últimos meses fue violentado por otro reportero que cubre las conferencias matutinas.

Aunque López Obrador rechazó las observaciones de la Coalición internacional de la sociedad civil sobre seguridad de los periodistas, Lucía Lagunes lo llamó a retomar el diálogo porque consideró que tiene “la oportunidad de hacer un cambio y este tiene que ver con la forma de dirigirse hacia las personas periodistas y defensoras”.

Compartir