Artistas toman muros de la Roma para reflejar el hartazgo social

80

Ni una mujer asesinada más¡El amor no mata!Di no al meme machistaNos faltan 43Ya no maten genteYo no uso perfume Nina RicciMi corazón, tu manoLágrimas rojas de un sexenio tricolor¡Basta!En este país se mata a diarioDesaparecidosNo más feminicidios68 México recuerda y ¡Ya párenle cabrones!son algunas de las frases que se plasmaron en los cerca de 40 grafitis que se realizaron en las paredes que se encuentran en la calles de Yucatán e Insurgentes, en la colonia Roma.

Como una manera de protestar y para manifestar su hartazgo por la situación política, social y de violencia que actualmente se vive en el país, un grupo de artistas plásticos tomó dichos muros de Ciudad de México a partir de una convocatoria lanzada por Gabriel Macotela.

La idea fue que todos, como colectivo, sin un representante a la cabeza, se reunieran con sus propios materiales para pintar un gran mosaico que refleje el malestar que vive la ciudadanía.

De las 11 de la mañana a las 14 horas el grupo de artistas plásticos pintó la extensa barda que allí se encuentra y se retiró.

Se trata de una toma de las calles y los muros. Si nos van a llevar, que nos lleven a todos. Si los políticos hoy saturan la ciudad con su propaganda política, nosotros nos manifestaremos pintando algunas bardas, dijo uno de los creadores.

Este es un mural colectivo, comentó Macotela, quien insiste en reconocer que el trabajo no es de una sola persona. Todos somos convocadores, todos somos pintores. Por eso se acordó que nadie firmara su trabajo.

El motivo de nuestra acción, añadió, es la enorme y alucinante violencia que se vive en el país, desde los feminicidios y los secuestros, los periodistas asesinados y las fosas comunes, hasta la corrupción y la impunidad.

“Tomar las calles y las bardas no es nuevo. Se toman en las grandes ciudades del mundo: Londres, París, Chicago, Nueva York, Barcelona. Los pintores se manifiestan con su lenguaje, que es pintar”.

Para Antonio Ortiz Herrera El Gritón, la situación que vive el país es una pesadilla. Por ejemplo, en el norte del país se comentan casos en los que gente que sale a comprar las tortillas es levantada y aparece descuartizada cinco días después.

“Todo es narcopolítica”

“Fue una convocatoria en colectivo para manifestar que estamos hartos de la violencia y la podredumbre de un país que se está cayendo a pedazos. Todo es ya una narcopolítica”, expresó El Gritón.

“Tenemos que luchar contra eso. Los grafitis expresan de manera simbólica cómo han sido afectados por esa violencia. La barda fue tomada así, nada más.”

“Parece que nos hemos acostumbrado a una dinámica de muerte –añade Antonio Buitrón. Tomar las bardas es una forma de decir aquí estamos.”

Junto con la cuestión de los desaparecidos, el problema de los feminicidios es igual de relevante, destacó la artista plástica Margarita Nava. Fue muy agradable e importante que participaran algunas mujeres para pintar las bardas.

Carlos Martínez Jiménez, artista plástico del estado de México, recordó que esa entidad es “la número uno en femenicidios. Allá es la ley de la selva. Nosotros tratamos de representar los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl ensangrentados y un campo de cultivo, que es más bien un cementerio o camposanto. Tomar los muros es muy importante para juntar nuestras voces y decir que ya estamos hartos. Si los políticos van a ocupar las calles, ahí vamos también nosotros. La cultura tiene que estar presente”.

“Es muy importante que no sólo los artistas tomen las calles y muros de la ciudad y nos manifestemos en contra de toda esa violencia”, expresó otro de los artistas participantes.

A la convocatoria también acudieron creadores como Rafael Barajas El Fisgón, el maestro Gilberto Aceves Navarro, el fotógrafo Rogelio Cuéllar y el compositor Eduardo Soto Millán, quien también hizo un llamado a expresarse. Lo más importante, concluyó, es evitar el silencio frente a la violencia. Nunca más el silencio.

Fuente: La Jornada

Compartir