Captan galaxia que “agoniza” al expulsar casi la mitad de su gas

168

Un grupo de astrónomos dio a conocer cómo una galaxia comenzó a “agonizar” luego que dejara de formar estrellas, un momento nunca antes registrado con claridad hasta ahora. Se trata de una galaxia bastante distante que la muestra y la escena fue captada gracias al telescopio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), del cual el Observatorio Europeo Austral (ESO) es socio.

Gracias al ALMA pudo registrarse el inicio de la “muerte” de una galaxia luego que ésta comenzara a expulsar casi la mitad de su gas, el cual es el elemento fudamental para la formación de las estrellas. El equipo de astrónomos consideró que lo que originó este proceso fue la colisión con otra galaxia. El registro contribuirá a que los expertos se replanteen cómo las galaxias dejan de dar vida a otras estrellas.

De acuerdo con un comunicado que hizo público la investigadora principal del nuevo estudio, Annagrazia Puglisi, perteneciente a la Universidad de Durham (Reino Unido) y el Centro de Investigación Nuclear Saclay (CEA-Saclay, Francia), es la primera ocasión que los científicos atestiguan “una típica galaxia masiva formadora de estrellas en el universo distante a punto de ‘morir’ debido a una expulsión masiva de gas frio.”

Una gigantesca eyección de gas

De acuerdo con los expertos se trata de una galaxia denominada ID2299, la cual se encuentra tan lejos que La Luz tarda en llegar alrededor de 9 mil millones de años a nosotros; tal es así que ahora que fue vista el Universo tenía solo 4 mil 500 millones de años de edad.

En el informe se dio a conocer que la eyección de gas que se pudo contemplar es equivalente al necesario para alcanzar “una tasa de formación de 10 mil soles al año, por lo que ID2299 estaba eliminando más de la mitad de este gas frío, un 46%. A partir de ese momento, el gas restante se consumirá a prisa y provocará que la galaxia detenga su producción en solo unas decenas de millones de años.

De acuerdo con el equipo, la pérdida de gas se debe a una colisión entre dos galaxias que se fusionaron para finalmente crear la ID2299. Los científicos también revelaron que lo que los llevó a dar con este descubrimiento ha sido la asociación del gas expulsado con una “cola de marea”, las cuales definen como corrientes alargadas de estrellas y gas que se extienden en el espacio interestelar.

Estas “colas de marea” son el resultado de la fusión de dos galaxias; “Nuestro estudio sugiere que las eyecciones de gas pueden producirse por fusiones y que los vientos y las colas de marea pueden parecer muy similares”, concluyó Emanuele Daddi, coautor del estudio publicado.

Vía El Heraldo de México / Foto Pixabay