Conversaciones con Garganta Abismal

1630
Raúl Castellanos Hernández
“Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos; pero los hay quienes luchan toda la vida: ESOS SON LOS IMPRESCINDIBLES”.
BERTOLT BRECHT
Por más que quisiéramos ignorarla la pandemia sigue presente. Con frecuencia cada vez en forma más recurrente nos enteramos de personas de nuestro afecto que enfrentan al Covid-19 con mayor o menor intensidad, cuando ello sucede la impotencia nos invade y solo nos queda el sumar las energías, buenas vibras y rezar.
En Oaxaca hasta el sábado había 23065 casos notificados, 6804 negativos, 887 sospechosos, 13487 recuperados y 1391 defunciones, según las cifras oficiales de la Secretaría de Salud. Seguimos en semáforo naranja lo cual debe significar apegarse al librito de las previsiones y no bajar la guardia.
En términos generales la conducción de la crisis por parte del gobierno de Alejandro Murat ha dado resultados en la contención; no es fácil encontrar el equilibrio entre salud y economía; a ello hay que sumar que frente a una contingencia de tal magnitud no hay recursos que alcancen, la crisis en este sentido es nacional y por demás lamentable que seamos el país con el mayor número de muertes en el sector que está en el frente de batalla, médicos, enfermeras, camilleros, técnicos, auxiliares y personal en general.
Algo debe estar fallando a nivel federal, donde la prepotencia y las contradicciones del rockstar López Gatell son verdaderamente un insulto a la inteligencia y la tolerancia que todas las opiniones e iniciativas merecen. Tal parece que el señor se ha convertido en el Fernández Noroña de la pandemia, dicho con todo respeto para el Fernández Noroña original.
Sin embargo la vida sigue, las fiestas patrias se conmemoraron a la distancia, no recuerdo alguna versión del Zócalo de la Ciudad de México desierto un 15 de septiembre, vamos ni en el 68 cuando la represión alcanzaba su máxima expresión que culminó el 2 de octubre.
De igual forma, este 19 de septiembre la alarma sísmica no sonó, asumo para evitar concentraciones, lo cual no fue un impedimento par recordar aquellos dos fatídicos días, el del 85 del siglo pasado del que guardó en mi memoria escenas, imágenes e historias impresionantes y el reciente de 2017, en que – en ambos – la madre naturaleza nos recordó con singular intensidad cuán mortales somos.
En lo político destacan la toma de la CNDH, el conflicto en Chihuahua por el agua en el que la Guardia Nacional ha sido severamente cuestionada, la marcha y el plantón de “Frena” cuestionando al Presidente López Obrador, lo que algunos analistas han denominado “una sopa del 2006”, la inminente discusión del presupuesto de la Federación al que ya desde ahora se especula sobre la posición que adoptarán los morenistas en San Lázaro ante una asignación de miles de millones al Tren Maya frente la no consideración de recursos para la investigación y la atención de los lastres de la pandemia.
Y por supuesto, la “Joya de la Corona”, la elección de la dirigencia de Morena, el partido-movimiento en el poder, o mejor dicho de su Presidente (a) y Secretario (a) General, que ha estado hasta hoy y parece que seguirá estándolo inmerso en contradicciones de visiones internas y lo que es más preocupante, jurídicas, propiciadas por quien debería otorgar la certeza jurídica el TEPJF. Hecho que válida mi visión de que lo más lamentable de la alternancia o transición democrática en México es la judicialización de los procesos electorales, sean generales o internos de los partidos.
En este contexto me permití llamar a Garganta Abismal, lo invité a comer a la Specia, – hoy ando por México Distrito Federal versión Chava Flores – cocina polaca, que como advertirán es uno de mis preferidos, aunque esta vez, sin descuidar el vodka helado, no degustamos Pato Tin y convenimos disfrutar de entrada, Filete de Arenque, importado acompañado de crema agria, cebolla y manzana, Ensalada Covi -nada que ver con el 19- con aderezo a base de cilantro y surimi de cangrejo; hicimos espacio para una Owocowa, sopa de ciruela fría y de plato fuerte me incline por un Befsztyk Pieprzem, filete de res a la pimienta verde y Garganta Abismal por un Strogonoff, trocitos de filete en salsa húngara, de postre las tradicionales Crepas Nalesnik, por supuesto Exprexx cortado con un tuis de limón y una cereza en trébol y Carlos I.
Ya entrado en gastos Garganta Abismal me dijo “no se hagan bolas” -Salinas dixit- una cosa es la forma y otra el fondo, “Haiga sido como haiga sido” -Calderón dixit- el Tribunal y el INE ya desenrollaron el quesillo, habrá encuestas y en la definitiva irán tres hombres y tres mujeres para Presidente y Secretario y la equidad de género se aplicará de forma global en todo el Comité Ejecutivo Nacional como lo establecen los estatutos, por lo que podrá haber, en su caso, Presidente y Secretario hombres o mujeres o uno y uno; por supuesto que habrá impugnaciones, en Morena impugnar es un deporte nacional, pero no procederán”.
“Lo importante es el fondo” continuo Garganta Abismal “lo que está en juego en Morena en esta elección de su dirigencia son dos cosas que no son menores, la primera, la estabilidad institucional del partido frente al proceso del 2021 y en segundo lugar, el prefigurar, si queda Mario Delgado, la sucesión presidencial y ello no creo que este en la agenda mediática del Presidente López Obrador “.
“De entrada, aunque hay quienes aducen, incluso chacotean con la edad de Porfirio, opinión que respeto pero no comparto, para mi la juventud es un estado de ánimo, yo les diría que de ganar la encuesta, será el primer mexicano en la historia contemporánea del siglo pasado y lo que va de este en presidir tres partidos que han sido determinante en nuestra vida política y alegenle al ampayer o empaten el marcador”.
“Y vamos a los puntos finos, ¿porque la decisión de Porfirio Muñoz Ledo de participar?, personal?, pactada? o casual?, conociendo a Porfirio creo que fue personal, con visión de Estado, independientemente de la opinión en positivo que López Obrador ha expresado sobre él. Al respecto Porfirio dijo “él sabe sobre las críticas que yo hago y siempre ha respetado mi lucha” cosa que me consta “no estoy diciendo que tengamos una relación como Lenin y Trotsky, pero tenemos una de gente grande”.
“Y déjame decirte, te lo firmo, la participación de Porfirio en la contienda interna le vino a dar nivel y la estabilidad que no tenía, es más, asumiendo que la contienda real es entre Muñoz Ledo y Mario Delgado, no es lo mismo, suponiendo que así fuere el resultado final, que Mario Delgado le gane a Porfirio a que le ganará a otra u otro contendiente, con el respeto que me merecen”.
“En cuanto al otro gran tema, Porfirio lo ha sintetizado con claridad “sería gravísimo para México que la epopeya democrática del pueblo de México sea secuestrada por un grupo de hábiles y siniestros personajes…a Marcelo Ebrard la ambición lo devoró. Adan cayó del paraíso por un solo pecado: la soberbia. Está corrompido y te lo pruebo…en todos los regímenes ¡cuidado con adelantarse!…los círculos del Presidente están hasta la madre del futurismo”.
Nos despedimos ya tarde, me quedé pensando, recordé al Marcelo Ebrard cercano a Manuel Camacho, también al que le mandó sacos de billetes a Gabino Cué en su campaña, que luego le recompensó con la concesión de la pista de hielo a su hermano y otras cosas, el Ebrard actual operando para complacer al estólido de Donald Trump….en fin….la historia la hacen los pueblos diría Salvador Allende.
Me quedé reflexionando, sin duda es mucho lo que está en juego en la definición de la dirigencia de Morena, he tenido oportunidad de conversar para Sin Censura y gozan de mi mayor respeto, admiración y afecto Donají Alba, líder social comprometida con las mejores causas, Paola Gutiérrez, activista tierra, tierra de Morena, casi mi hija adoptiva por su entrañable amistad con mi hijo Rodolfo, Agustín Guerrero, con quien hemos compartido batallas históricas de la izquierda, ellas y él contendientes a la Secretaría General. Sin embargo, si me llegan a encuestar mi voto será para mis amigos y compañeros de muchas batallas, momentos paradigmáticos y de adversidad, Porfirio y Flavio.
Es domingo, sin embargo permítanme invocar a Germán Dehesa, “es viernes hoy toca”….
! VOLVEREMOS A ABRAZARNOS !