Conversaciones con Garganta Abismal

991

Raúl Castellanos Hernández

“He hecho por el país muchas cosas, quisiera todavía hacer más, soy un hombre de Estado”. 

 Porfirio Muñoz Ledo

El pasado 6 de septiembre, presentamos en regeneración.com.mx TV una larga conversación sostenida con Porfirio Muñoz Ledo en octubre de 2005 para mi programa “Sin Censura”. La frase del inicio de este texto la dijo cuando, al finalizar el encuentro, reflexionamos sobre la mezquindad y los intereses políticos que en no pocas ocasiones le han impedido culminar iniciativas que sin duda hubieran impactado positivamente en la vida democrática de nuestro país. 

E incluso, también se han reflejado en críticas y cuestionamientos mediáticos cuando ha formulado juicios sobre situaciones concretas, caso reciente el tema de los migrantes o los Derechos Humanos; al respecto, en aquella ocasión, con serena convicción postuló: Siempre en el momento definitivo he tenido la conspiración -en mi contra- de los demás, a los cuales no quiero calificar, simplemente ese es el país que tenemos, no me amargo, sigo entusiasta, nunca renegaré de la tarea histórica que me tocó cumplir. Sigo amando a mi país.” 

En aquella ocasión, en la que hizo un recuento desde su niñez, su paso por la UNAM, su incorporación al servicio público, en particular las secretarías del Trabajo y Educación, la ONU, las diferencias con López Portillo y Miguel de la Madrid, la formación de la Corriente Democrática, la elección del 88, las reformas electorales, la instalación del Congreso en 1997, la propuesta de ser candidato del PRD al Gobierno de la Ciudad de México que le formuló y de la que fui testigo presencial, el entonces Presidente del partido, Andrés Manuel López Obrador; ya casi al concluir, respecto al gobierno de Vicente Fox que se encontraba en su fase final, puntualmente lo consideró como una “mala copia del PRI” y sentenció -siempre he sostenido que la historia es cíclica-: ¡Qué peligro tenemos ahora que volvemos al juego del presidencialismo tradicional! 

A Porfirio lo conocí personalmente hacia el 12 de abril de 1992. Nos encontramos puntualmente a las tres de la tarde en el Café Tacuba. Me invitó una reyesheroliana, platicamos sobre la elección de Gobernador que estaba en puerta en Oaxaca, Eloi Vázquez me había propuesto participar, sin embargo los tiempos no daban, el registro se cerraba el 15 de abril. 

Pero ¡oh sorpresa! Sorpresivamente -valga el pleonasmo- el 14 de abril, Lino Celaya citó a una reunión extraordinaria de la Comisión Estatal Electoral en la que propuso y se aprobó, prolongar el registro de candidatos a gobernador hasta el 30 de abril. Por supuesto había un motivo y una razón, se trataba de una supuesta carambola de tres bandas para asegurar el triunfo de Juaritos Ramírez y su delfín el Juniorcique; pero esa es otra historia que luego les platico. 

Lo que vino también es otra larga historia, de lealtad y amistad probada; no exenta de momentos complejos y visiones encontradas. Sin embargo, puedo decirles que al día de hoy, Porfirio Muñoz Ledo es un referente de los inéditos tiempos, honra la conseja de que “la palabra es acto”. Suscribe lo que piensa, recién escribió sobre el controversial viaje del Presidente López Obrador a Washington: 

“El encuentro de Trump y López Obrador fue una gran escena diplomática. El primero se mostró mesurado, contrario a su propio estilo y a su verdadero pensamiento. No fabricaron el discurso en la Casa Blanca, sino en el Departamento de Estado. En cambio el del presidente López Obrador es una expresión evidente de su pensamiento. Fue un discurso de Estado que nos representa a todos. Sus alusiones históricas fueron evocadoras y contundentes. La alusión a los agravios históricos, así como la definición de nuestros compatriotas como gente buena, trabajadora, talentosa, creativa y responsable, marcan las diferencias conceptuales. El proyecto económico del T-MEC destaca los intereses comunes. No viajó con historiadores, sino con los mayores empresarios de México.” 

Ya entrado en las remembranzas llame a Garganta Abismal. Con él compartimos momentos culminantes de aquellos tiempos de los noventas, ya en la línea recordamos una comida en el Sep’s de la Condesa donde le conté mi intención de competir por la Presidencia Municipal de esta mi señorial mágica y eterna Ciudad de Oaxaca, municipio de Oaxaca de Juárez, propósito que leal a mis utopías de vida volveré a acometer el año que viene. 

El Sep’s es un restaurante de comida alsaciana que he frecuentado por varias décadas. La atención del “Capi” que ya es parte del inventario es de primera; como siempre Sergio Ortiz, gran pianista, tocó las seis melodías que me acompañarán en mi velorio: Anónimo Veneziano, Un Hombre y una Mujer, Vivir por Vivir, Volver a Empezar, Té para dos y Caruso. Ese día degusté de entremés Pimientos de piquillo rellenos de queso de cabra y ensalada de trucha Ahumada y calamares, luego, ambos, una de las especialidades de la casa sopa de cola de res y de plato fuerte, Garganta Abismal pidió Chamorro de ternera en su jugo y un servidor, lo de siempre Filete Costa Bravapor supuesto todo acompañado de la guarnición de ensalada rusa y vegetales; de postre optamos por Ate con queso Gruyere y el infaltable exprés cortado con tuis de limón y una cereza en trébol y Carlos I.

Antes de despedirnos, como suele acostumbrar, Garganta Abismal sin más preámbulos argumentó: “Me preocupa el tema de la pandemia en nuestra tierra. Hasta el sábado se reportaban oficialmente 12,335 casos notificados, 3,637 negativos, 1,089 sospechosos, 7,609 confirmados, 6,093 recuperados y 729 defunciones; lo anterior, sin intentar hacerle al rockstar de López-Gatell pudiera considerarse que hay parámetros controlados hasta donde es posible, si bien una sola muerte no es deseable, el número no ha aumentado exponencialmente.” 

“Sin embargo, tres temas me preocupan. Primero, el número de casos confirmados es de 7,069 mas los que se hayan acumulado ayer domingo y hasta hoy, lo cual, de agravarse, los contagiados, es decir que tuvieran necesidad de ser entubados, rebasarían con mucho la capacidad instalada, y ello es un gran riesgo.” 

“Segundo. Si bien la respuesta social e individual en cuanto al #Quéedateencasa, la sana distancia y uso del cubre bocas y otras medidas es en términos generales aceptable, lo cierto es que hay grupos y sectores que se pasan por el “arco del triunfo” las recomendaciones, lo cual ya está provocando reacciones de los médicos, enfermeras y personal del sector salud, en un desplegado que me hizo llegar el Presidente del Colegio Médico de Oaxaca se advierte entre otros muchos argumentos “ante la inconsciencia de la gente y de las autoridades, que pasaría que ante esta situación todo el personal de salud decidiera abandonar los hospitales. ¿Quién te va a atender?” 

“Y tercero. Hay lugares específicos donde la pandemia se está desbordando. Uno de ellos Juchitán. El sábado el Diputado Carol Antonio Altamirano hizo pública una demanda de atención urgente, en su escrito advierte “solo para ilustrar la gravedad me permito destacar que el día de ayer se detectaron 162 casos de COVID – 19 entre el personal que labora en el Hospital General “Dr. Macedonio Benitez Fuentes” de la Ciudad de Juchitán” y agrega que del 26 de junio al 10 de julio han fallecido 71 personas no diagnosticadas pero con evidentes signos de estar infectados.” 

Antes de colgar lamentamos la partida de nuestro gran amigo Daniel Bautista, con él se va una época, un estilo único, noble y leal de honrar la amistad. Dice Amado Nervo “planté rósales, coseché siempre rosas. Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. Vida nada me debes, vida estamos en paz.” 

Es lunes, por estas y muchas más razones paso a disfrutar un Jack Daniel’s y a invocar la conseja de Germán Dehesa: “Es viernes. Hoy toca. Aunque sea lunes. 

¡VOLVEREMOS A ABRAZARNOS QUERIDO DANIEL!