Cosas que necesitas saber antes de ver ‘El juego del calamar’

187

Ficción, aventura y misterio se conjugan en la reciente producción de Netflix El juego del calamar, cuya trama recuerda los filmes distópicos de Los juegos del hambre y El Hoyo.

La historia, el concepto de la escenografía y el límite al que son sometidos los personajes han convertido a esta serie en una de las favoritas a pocos días de haberse estrenado.

Ludópatas, morosos y personas con problemas económicos se encuentran ante la posibilidad de ganar un jugoso premio cotizado en millones de dólares.

De manera misteriosa, los 456 elegidos aparecen en un lugar donde tendrán que competir en 6 ‘juegos’ para determinar a un solo ganador.

Las reglas y condiciones parecen inocentes ya que varios de los juegos se asemejan a los que los participantes practicaban en la niñez.

Sin embargo el terror se extiende entre los centenares de asistentes cuando ‘un mal movimiento’ les demuestra que si fracasan pueden perder la vida de la forma más literal y escabrosa posible.

Durante nueve capítulos se desarrolla una hilarante y cardiaca aventura para conseguir la estabilidad y la holgura económica, pero ¿a qué costo?

La vida, la salud, el amor, la lealtad, ética y la confianza también están en juego.

Pero no anticiparemos más detalles de la trama para que experimentes la emoción a tope. Te compartimos algunos datos increíbles acerca de la serie del Juego del calamar para que despierte tu curiosidad y corras a verla.

Curiosidades de El juego del calamar
‘Luz roja, luz verde’, la prueba que inaugura El juego del calamar ¡es real! Y no nos referimos a la letalidad de este, sino que era un juego infantil que se practicaba en los callejones de ‘barrio’ en Corea durante la década de los 70 y 80. Para la construcción de la estética de la niña robot se utilizaron ilustraciones de los libros de texto de la época.

Hwang Dong-hyuk, director de la serie, comentó en un video para Netflix que parte crucial para establecer la atmósfera del lugar fue simular los patios escolares de los colegios en Corea. De esta manera se aseguraría de que los actores se sintieran inmersos en la trama y su actuación fuera más natural.

El soundtrack de El juego del calamar son canciones infantiles coreanas. El contexto de la serie le da matices escalofriantes, sin embargo estas piezas se cantaban en colegios y juegos infantiles durante los 80 y 90.

Recientemente, internautas identificaron similitudes entre la serie y una película japonesa llamada As the gods will, por lo cual acusaron de plagio al director del Juego del calamar. No obstante Hwang Dong-hyuk comentó para The Straits Times que la historia y argumento los escribió entre 2008 y 2009; por otro lado añadió que se había inspirado en un manga publicado en 2011.

La historia encierra una parábola, es decir, un relato figurado que remite a la lucha encarnizada de la sociedad actual y la pérdida de la inocencia a la que se enfrenta la humanidad. En la serie no hay sadismo gratuito sino un propósito que pretende llevar a la reflexión a los espectadores.

Vía El Financiero