EEUU ya sabe cómo peleará la siguiente guerra y así entrenan a sus marines

121

Los cuerpos de la Marina Estadounidense ya están preparándose para las guerras del futuro, con una nueva estrategia que se ampliaría hasta el 2030.

De acuerdo con el Instituto Naval de Estados Unidos (USNI por sus siglas en inglés), los marines llevan un año entrenando bajo esta nueva guía a la que se llamó Force Design 2030, y que consiste en reconfigurar sus instrumentos y tácticas para poder integrar las nuevas tecnologías.

El portal oficial del USNI habla sobre un reporte realizado por David Berger, Comandante General de la Tropa, en el que aseguró que, “Desde que se anunció Force Design 2030 en marzo de 2020, se ha logrado un progreso considerable”.

“La Infantería de Marina activó, desactivó y realineó muchas unidades en la Fuerza de Tarea Marina Aire-Tierra, comenzó la desinversión de sistemas y funciones heredados, para incluir la desinversión completa de tanques y modificó nuestra estructura de fuerza de manera que apoye las operaciones como un Stand –En Force”, señala el reporte.

Además, están trabajando con la Oficina de Investigación Naval, Comando de Futuros del Ejército, Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, DARPA y oficina de Capacidades Estratégicas del Pentágono, para poder desarrollar y adquirir equipamientos nuevos.

“Cuando identificamos las brechas de capacidad o los requisitos para habilitar la fuerza futura, no todos estos serán programas de servicios únicos, y requerirán enormes inversiones. [Por eso], estamos buscando oportunidades para asociarnos o capacidades que ya residen en la fuerza conjunta”, aseguró el General Benjamin Watson.

¿Cuáles son las nuevas tecnologías?
Uno de sus principales objetivos es reducir el número de soldados en combate, y reemplazarlos con desarrollos como drones de vigilancia y ataque, o aviones no tripulados que puedan ser dirigidos vía remota.

Para esto, también se necesitan nuevas plataformas abiertas desde las cuales se pueda comandar a distancia estos instrumentos, y que sean seguras para evitar que otros gobiernos o ejércitos tomen control de ellos.

En cuanto a los marines, se tiene planeado ampliar sus entrenamientos para enseñarlos a usar todo el armamento con el que cuanta la Armada, en lugar de especializarlos en el manejo de un solo instrumento. De esta forma, podrán estar mejor preparados para la batalla y combatir desde cualquier frente.

Vía El Heraldo de México