El San Luis aceptará las sanciones para que sirvan de precedente

16
Alberto Marrero, presidente del Atlético de San Luis, aseguró que su equipo está listo para recibir la sanción correspondiente tras los hechos de violencia ocurridos el pasado domingo en gradas del estadio Alfonso Lastras, en el partido entre el conjunto potosino y el Querétaro, en donde al menos 50 personas resultaron heridas.

Nosotros como club estamos preparados para aceptar cualquier tipo de castigo que se nos imponga, para que sirva como precedente en el futbol mexicano. Es necesario que esto no vuelva a suceder, sobre todo por las familias y niños que se encontraban disfrutando el espectáculo. Lo vivido el pasado domingo no puede pasar en el Alfonso Lastras ni en cualquier estadio. Hoy (lunes) se reunirá la Liga Mx con la Comisión Disciplinaria y nos harán llegar los castigos, declaró el directivo en conferencia de prensa.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) no había emitido las sanciones.

Asimismo, Marrero dijo sentirse avergonzado por lo sucedido; no obstante, descartó que a raíz de este problema haya pensado en dejar la presidencia del Atlético de San Luis.

Me siento triste y avergonzado, y como cabeza visible me siento responsable, pero nunca he pensado en renunciar. Estamos ante una situación crítica por lo sucedido el domingo, pero hay que tener memoria dónde estábamos hace seis meses (Liga de Ascenso) o hace dos años, cuando no había futbol en San Luis Potosí y las familias no podían disfrutar del espectáculo. Si hay algún castigo hacia mí… pero renunciar jamás, hemos estado en situaciones deportivas peores, luchando por salir del último puesto y ahora tenemos 17 puntos, expresó.

A la conferencia de prensa también asistió Federico Garza Herrera, titular de la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí, quien informó que se recibieron cuatro denuncias –una de ellas de oficio–, y que al menos nueve personas continúan hospitalizadas, además de que 10 patrullas y 20 automóviles particulares que estaban en el estacionamiento resultaron dañados por los actos vandálicos.

Por su parte, Jaime Pineda Arteaga, titular la Secretaría de Seguridad Pública estatal, recordó que la gresca se inició cuando un asistente de la porra del Querétaro arrojó una butaca, con lo que lesionó a una niña de 14 años de edad, y que al minuto 85, tras la anulación de un gol, se desató la bronca. Informó además que aún no se tiene identificada a la persona que lanzó el asiento y que el número de detenidos no fue muy elevado porque se dio prioridad a la contención.

 Desconocía rivalidad

El técnico de Gallos, Víctor Manuel Vucetich, aseguró que desconocía la rivalidad entre barras potosinas y queretanas. No tenían ninguna idea. Con la afición estamos muy conectados, contentos por el torneo que se viene realizando, no la considero gente agresiva. Pero es evidente que la pasión es fuerte, se desbordan emociones; sin embargo, quienes manejan los destinos de los clubes y de la federación deben prever este tipo de cosas.

Somos poco tolerantes

A su vez, el ex futbolista Juan de Dios Ramírez Perales consideró que los enfrentamientos en el estadio Alfonso Lastras “son de cierta manera el reflejo de la violencia que existe en todo el país.

Eso demuestra cómo está la sociedad en general, estamos siendo poco tolerantes entre nosotros y se ve a todos los niveles, no sólo en el futbol, sino también en los estados, pues hay mucha violencia, las autoridades ya deben tomar cartas en el asunto.

Asimismo, consideró que la FMF debe exigir que cada equipo cuente con el personal de seguridad lo suficientemente preparado para resolver este tipo de conflictos.

“Es increíble cómo se salió de control lo que pasó el domingo en el estadio de San Luis, empezaron unos cuantos y terminó siendo prácticamente una batalla campal.

Deberían poner como requisito que cada club contrate a gente altamente capacitada para controlar este tipo de situaciones. A veces los equipos se confían de que con determinada cantidad de elementos de seguridad van a poder controlar, pero creo que deben de detectar los partidos que tienen un riesgo alto de violencia. En las imágenes que se difundieron, es lamentable ver cómo a algunos aficionados les pegan entre cuatro o cinco personas. Aunque también hay que reconocer que esto es un asunto de cultura, educación y valores, lamentablemente la gente actuó de manera muy primitiva, mencionó.

Compartir