Elvis Presley y su trágica muerte

295

Elvis Presley fue uno e los más grandes del rock de los 70, ya que con su carisma, talento, sonrisa y esa forma de mover las caderas hacía que todos a su alrededor terminaran fascinado con lo que hacía arriba del ring, pero su vida no terminó así, ya que una fuerte depresión hizo que se fuera alejando de los escenarios hasta terminar con muchas enfermedades.

Se dice que el divorcio con Priscilla le causó una fuerte depresión, por lo que su vida cambió por completo y cuando no estaba en giras, se la pasaba comprando coches, joyas y un sin fin de cosas para suplir la ausencia de su esposa, actividades que con el paso del tiempo harían que ese gran exponente de la música se fuera diluyendo hasta quedar en un simple mortal.

La depresión y el no cuidarse derivaron en muchas enfermedades, mismas que harían que se la pasara medicado todo el tiempo y según los reportes, esto sería lo que ocasionaría su muerte, ya que el exceso de fármacos terminaría por arruinar su cuerpo internamente y a la postre quitarle al mundo el gran movimiento de cadera del estadounidense.

Las últimas horas antes de su partida

Fue en el ya lejano16 de agosto de 1977, cuando un acabado Elvis de 42 años dejaría este mundo para cantar en lo más alto. La crónica de su muerte comenzaría a las 02:00 cuando le marcaría a su doctor de cabecera, George Nichopoulos, por un dolor de estómago. 

Posteriormente le hablaría a dos amigos para jugar frontón, esto en lo que llegaban todos los medicamentos que le había recetado su doctor horas antes, donde se encontraban una serie de depresivos y placemos al por mayor, ya que el Rey del Rock no podía dormir. A la mañana siguiente, se dispuso a ir al baño a leer un poco y ahí dio su último aliento. 

Antes de entrar al baño se dice que su pareja de ese momento le pidió que no se fuera a dormir al baño, después de unos cuantos minutos, Ginger Alden fue a tocar la puerta del baño y cuando la abrieron vieron a la leyenda del rock tirado en el piso con el pantalón de la pijama en las rodillas y su cara hundida en un charco de vomito. 

El parte médico indicó que Elvis había sufrido una sobredosis, misma que tenía la intensión de hacerlo dormir una noche antes. Algunas teorías dicen que Presley sigue vivo, pero la realidad es que pasó a mejor vida ese 16 de agosto de 1977, un día que el mundo de la música se detuvo. 

Vía El Heraldo de México