Expertos temen que EU pueda dirigirse a una nueva ola de COVID-19

191

Se estima que las muertes por COVID-19 en Estados Unidos toquen fondo en las próximas dos semanas, y luego disminuyan un poco a medida que la nación compite para mitigar una nueva ola de contagios a medida que avanza con su campaña de vacunación.

Un pequeño aumento, en lugar del declive esperado, podría significar decenas de miles de muertes adicionales.

Es probable que las muertes caigan a 6 mil 028 en la semana que finaliza el 10 de abril antes de aumentar ligeramente, según el Covid-19 Forecast Hub, un proyecto del Reich Lab de la Universidad de Massachusetts. Su pronóstico de conjunto, que se actualizó este martes, se basa en docenas de modelos independientes y proyecta fatalidades dentro de cuatro semanas.

Las hospitalizaciones confirmadas y sospechosas por COVID-19 están aumentando nuevamente en la mitad del país, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos advirtieron que el país podría estar entrando en una cuarta ola de la pandemia.

Los expertos en salud pública esperan que las vacunas significarán una disminución constante de las muertes durante el verano, pero el enfoque esperado no está llegando a suceder. Un aumento de alrededor de mil muertes por día se traduce en unas 30 mil por mes, y muchas más para el Día de la Independencia, día en que el presidente Joe Biden afirmó que el país podría volver a una normalidad aparente.

Aun así, la vacunación de casi tres cuartas partes de los ciudadanos de 65 años o más deberían evitar un aumento repentino de muertes de la magnitud que Estados Unidos vio en oleadas anteriores. Las personas mayores representan cuatro de cada cinco muertes por COVID-19, y al menos el 73 por ciento de las personas mayores han recibido una o más dosis.

Estados Unidos registró 68 mil 566 casos nuevos el lunes, lo que elevó el promedio de siete días a 66 mil 182, el más alto desde el 1 de marzo, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El promedio de siete días ha aumentado un 24 por ciento con respecto a la semana anterior, el mayor aumento de este tipo desde el 8 de enero.

Estados Unidos registró 668 muertes, lo que eleva el promedio de siete días a mil 016, según muestran los datos.

Vía El Financiero