Francia amplía dos horas el toque de queda para seis millones de habitantes

158

El primer fin de semana del año comienza bajo sombríos auspicios en Francia y un toque de queda ampliado, a partir de las 18:00 en algunos departamentos de Francia, aunque se mantendrá desde las 20:00 para el resto del país.

Para hacer frente a las preocupantes cifras epidemiológicas en el este del país y evitar un nuevo brote de la epidemia, se refuerza el toque de queda en 15 departamentos. A partir de este sábado, alrededor de 6 millones de franceses no podrán salir de sus hogares después de las 18:00 (17:00 GMT), salvo excepciones.

“Agregamos dos horas de toque de queda, seguramente tendremos un impacto en la dirección correcta en 15 días-tres semanas, pero probablemente muy modesto”, estimó este sábado Frédéric Adnet, jefe de urgencias del hospital Avicennes de Bobigny (región de París), en el canal BFMTV.

Algunos funcionarios electos del Gran Este también exigieron medidas más restrictivas, incluso sugirieron reconfinamientos locales.

Sin embargo, algunos son más hostiles a esta nueva medida. “Es una restricción adicional que imponemos a nuestros comerciantes, a nuestras empresas, que pondrá la economía un poco más moribunda”, lamentó Charles-Ange Ginesy, presidente del partido LR (derecha) del departamento de Alpes Marítimos (sureste).

De cualquier manera, es posible que el endurecimiento de las restricciones no termine ahí. “Si la situación se deteriora más en ciertos territorios, tomaremos las decisiones necesarias”, advirtió el viernes Gabriel Attal, portavoz del gobierno francés.

Las últimas cifras de la oficina de sanidad pública de Francia, difundidas el viernes por la noche, muestran una ligera caída en el número de pacientes hospitalizados y en reanimación, pero el número de nuevos casos por día sigue siendo significativo, casi 20.000 diarios en los dos últimos días.

“Los primeros meses del año serán difíciles”, con una epidemia que pesará “al menos hasta la primavera”, advirtió el jueves el presidente francés Emmanuel Macron en su saludo de Año Nuevo. Sin embargo, también expresó su “esperanza” para el 2021 con la vacuna, prometiendo que no dejaría que “se instalara una lentitud injustificada” ya que las críticas sobre este punto no disminuyen.

El Gobierno de Italia ha anunciado que reabrirá los colegios el próximo 7 de enero para permitir la realización de clases presenciales a pesar de la pandemia. El Ministerio del Interior ha indicado en un comunicado que la educación “segura” debe estar garantizada a pesar del coronavirus. Así, ha especificado que las clases podrán reanudarse al 50 por ciento de la capacidad normal, si bien el resto de alumnos tendrán que seguir la lección desde casa.

Vía AFP