Hierve el Agua, cerrada hasta que existan condiciones de paz entre comunidades

78

La Secretaría General de Gobierno (Segego) a través de la subsecretaría de Desarrollo Político, sostuvo una mesa de diálogo con autoridades agrarias y una comisión ciudadana de San Lorenzo Albarradas.

Derivado del anuncio por parte de autoridades de San Isidro Roaguía, en cuanto a la apertura al público en general del parador turístico “Hierve el Agua”, el próximo 13 de octubre, autoridades agrarias y pobladores de San Lorenzo Albarradas, manifestaron su inconformidad ante el anuncio, toda vez que no han otorgado el permiso correspondiente, así como la autorización de los trabajos de apertura de un camino que conduce de la comunidad Xaagá a San Lorenzo Albarradas, mismo que atravesaría una zona natural protegida.

Ante esto, la Segego instaló una mesa de diálogo con el objetivo de escuchar a las autoridades agrarias y a la comisión ciudadana de San Lorenzo Albarradas para encontrar coincidencias y conciliar el conflicto que prevalece en la zona.

Como resultado de la mesa, se alcanzaron los siguientes acuerdos: se instalará una mesa de diálogo el próximo 15 de octubre con autoridades agrarias y la comisión ciudadana de San Lorenzo Albarradas, así como autoridades auxiliares y ciudadanos de la agencia San Isidro Roaguía, con el propósito de conciliar las diferencias que han prevalecido en la zona por el parador turístico “Hierve el Agua”.

Asimismo, se acordó que no se apertura el parador turístico “Hierve el Agua”, hasta que existan condiciones de paz en la zona y no se realizarán trabajos en caminos o el traslado de turismo local, nacional o extranjero, hasta que se establezcan acuerdos conciliatorios entre ambas comunidades.

La Segego solicitará a la secretaría de Seguridad Pública (SSP) y a la Guardia Nacional, implementar recorridos de seguridad para salvaguardar la integridad física de los habitantes, garantizar el orden y la paz social entre las comunidades.

La Segego exhorta a las autoridades municipales, auxiliares, agrarias y a la población en general de San Lorenzo Albarradas y San Isidro Roaguía a conducirse con civilidad, privilegiar el diálogo para solucionar de manera pacífica las problemáticas que enfrentan y no afectar la integridad física y moral de la población.