Italia convertirá vino que no venda en gel desinfectante contra COVID-19

570

Italia decidió darle una solución práctica a las enormes cantidades de vino sobrantes que se producen en el país transalpino, convirtiendo el líquido en gel desinfectante para que ayude a prevenir el contagio de COVID-19. El material es equivalente a unos 70 millones de botellas de vino de denominación de origen, según recoge el diario ABC.

La solución se da al combinar el descenso de la demanda de vino a causa del cierre de los restaurantes, y la necesidad de generar gel desinfectante para combatir la pandemia.

Este “operativo gel” tiene una dotación de 50 millones de euros por parte de las autoridades nacionales y regionales, con una ayuda asignada de 27 céntimos por cada litro de líquido desinfectante producido.

Este precio, que solo ha sido aceptado en las regiones de Apulia, Sicilia, Campania, Marche, Piemonte y Lazio, es polémico porque Francia ha ofrecido a sus productores pagar una cantidad mayor, de hasta 80 céntimos de euro por litro, para desechar 375 millones de botellas.

El cierre de bares y restaurantes y la drástica reducción de exportaciones de vino ha dejado a Italia, primer país del mundo vendedor de esta bebida, con un gran excedente de producto y un problema con la pandemia.

Las destilerías han cambiado de función y se encuentran en estos momentos convirtiendo el alcohol en una herramienta de lucha contra el COVID-19.

 

Con información de La Razón de México