López Obrador reconoce que no pueden vender el avión presidencial

163

El avión presidencial es tan extravagante que no se puede vender, reconoció este miércoles el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a pesar de que meses atrás informó que ya había dos compradores interesados.

“Imagínense, comprar un avión que ahora no lo podemos vender porque es pues extravagante. Si fuese un avión normal no costaría trabajo venderlo, pero fue hecho para el presidente en turno, especial”, dijo durante la conferencia de prensa matutina.

Recordó que un avión con capacidad para transportar 240 pasajeros lo convirtieron en uno para 80 personas; tiene recámaras y oficina, con sillones grandes que no son los que tienen aeronaves comerciales, “entonces ahí se iban todos los sueldos”.

En ese sentido, refrendó su crítica al dispendio de recursos del presupuesto federal para altos salarios, a la repartición de “moches” a legisladores para sacar adelante reformas estructurales como la energética, además de “maicear” a medios de comunicación.

Mencionó que en su administración ya se liberaron recursos a programas sociales, producto de los ahorros en varios rubros como la disminución de sueldos de funcionarios. Ahora, señaló, 70 por ciento de las familias reciben al menos un apoyo del gobierno federal.

“Que aunque sea una cantidad mínima está recibiendo, ya sea en un programa de bienestar o porque trabajan y reciben un apoyo o su sueldo del presupuesto, sean maestros, médicos enfermeras, marinos, soldados o quien no trabaja en el servicio público, no es trabajador del estado, pero tiene una beca, una pensión del presupuesto”, añadió.

López Obrador expuso que 30 por ciento de la población restante, no depende directamente del presupuesto hoy en día, por lo cual tiene la libertad de progresar y salir adelante.

“No tiene que pagar tantos impuestos, tiene la garantía de que no está aumentando la gasolina como era antes, que se está procurando que vivamos en paz, y todavía más profundo que eso, que está mejor económicamente, que pueda sentirse satisfecho por estar viviendo en un país en donde lo principal es la bondad, el amor al prójimo, al semejante”, puntualizó.

Vía La Razón de México