López Obrador, seguro de que habrá buenas cuentas en Panamericanos

38

Lejos de los protocolos del pasado y en su primer abanderamiento a una delegación deportiva, el presidente Andrés Manuel López Obrador externó su confianza a los atletas que competirán en la edición 18 de los Juegos Panamericanos de Lima, porque está convencido de que obtendrán buenos resultados y era tal su entusiasmo que los invitó a que una vez concluida la justa peruana hagamos una evaluación y celebremos juntos por el bien del deporte y de México.

Luego de tomar protesta y entregar la bandera mexicana al tirador jalisciense Jorge Martín Orozco Díaz, el mandatario deseó el mayor de los éxitos a cada uno de los seleccionados. No estuvieron los 542 integrantes que competirán del 26 de julio al 11 de agosto, pues algunos se encuentran en justas mundiales, internacionales o realizando campamentos en el extranjero o en provincia.

Estoy seguro de que se obtendrán buenos resultados, porque se están viviendo momentos de cambio en nuestro país. Siempre que hay una transformación se avanza en lo cultural, en lo deportivo, en todo lo que tiene que ver con la creación, el esfuerzo y el fortalecimiento de nuestra identidad, expresó con entusiasmo el Presidente.

Pidió a los seleccionados enaltecer con orgullo el patriotismo; cuando se escucha el nombre de México se obtiene un estímulo nacional para salir adelante.

Refrendó el compromiso de seguir apoyando el deporte, es prioridad para el desarrollo físico, mental y para prevenir enfermedades, y agradeció a la directora general de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Ana Gabriela Guevara, por su trabajo profesional en su área.

López Obrador no pasó por alto en su discurso las carencias de los atletas y el respaldo que tienen de sus padres por la falta de recursos, porque hay veces que ustedes no reciben todo el apoyo que merecen de parte del gobierno, no ahora, sino desde que empezaron a la práctica del deporte.

Al llevar la voz de los deportistas, la remera Kenia Lechuga pidió más apoyo, ya que queremos ser parte de esta transformación de nuestro país como dignos representantes que somos.

Los deportistas y entrenadores se tomaron la foto oficial y selfies con el jefe del Ejecutivo en el Patio Central de Palacio Nacional antes de la sencilla ceremonia, a la que se tuvo acceso sin problemas, ya sin los anteriores filtros de seguridad del Estado Mayor Presidencial.

Estuvieron presentes el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma; el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval; el de la Marina, José Rafael Ojeda Durán; así como Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, y el jefe de misión de la delegación, Mario García.

Ana Guevara admitió sentirse tranquila para encarar el primer reto como funcionaria y confía que se darán buenos resultados en Lima con un aproximado de 19 medallas de oro; hay que ser pacientes y yo estoy convencida de que se dará un buen resultado.

La sonorense estaba contenta y relajada en parte por el desempeño histórico en la Universiada de Nápoles, donde la delegación cosechó 21 medallas, y el Mundial en Gwangju en los clavados –hasta el momento se han ganado cuatro preseas–, y por el apoyo extra que solicitó de 500 millones de pesos para el alto rendimiento en las disciplinas que buscarán este año las plazas olímpicas y el gasto corriente de su dependencia ante la Junta de Gobierno, pero sobre todo apostar por los jóvenes.

La escasez de recursos ha sido el detonante para su preparación y aún así esperan ganar el oro, señaló el abanderado Jorge Martín Orozco, mientras la pentatleta Mayan Oliver desea mejorar el bronce que da plaza a Tokio 2020 como lo hizo en Toronto 2015, la karateca Xunashi Caballero aspira a culminar su ciclo con una tercera presea y algunos volibolistas de sala que, sin tener fogueo, darán la pelea para hacer un buen papel en la cita peruana.

Compartir