Médicos del IMSS Bienestar de Tlaxiaco salvan vida de mujer y su bebé

52

Gracias al equipo de Respuesta Inmediata Obstétrica (ERIO), médicos del Hospital Rural Bienestar No. 34 de la ciudad de Tlaxiaco, en la Mixteca Alta de Oaxaca, salvaron la vida de la señora Beatriz Pérez Velasco de 28 años de edad, originaria de Santiago Yosundua, así como la de su bebé y ahora ambos gozan de cabal salud en su pueblo natal.

De acuerdo con el director del hospital, Marco Antonio Martínez Castellanos,  Beatriz, cursaba su tercer embarazo, sin embargo, los dos anteriores fueron resueltos exitosamente mediante cesárea.

En esta ocasión, explicó que la señora tenía un embarazo de 36 semanas de gestación, el cual estuvo en control prenatal en el Hospital General de Zona No. 1 en la ciudad de Oaxaca, pero acudió al Hospital Rural Bienestar  No. 34  de Tlaxiaco el 1 de marzo pasado, a las 10 de la mañana, con dolor pélvico de cinco horas y escaso sangrado transvaginal en el mismo tiempo de evolución.

Por lo que a su llegada al servicio de urgencias obstétricas, presentaba frecuencia cardiaca fetal de 70 latidos por minuto, corroborado con registro cardiotocográfico  y rastreo cardiaco con ultrasonido.

Por lo anterior, dijo Martínez Castellanos, se activó el Equipo de Respuesta Inmediata Obstétrico (ERIO), motivo por el que ingresó al quirófano el viernes 1 de marzo para practicarle una cesárea de urgencia donde se encontraron los diagnósticos transoperatorios: apertura uterina por extracción del feto, desprendimiento placentario mayor al 80%; útero de couvelaire generalizado (infiltración hemática al miometrio); producto único vivo del sexo femenino con peso de  2 kilos 450 gramos de 36 semanas de gestación, por lo que se procedió a realizar la histerectomía obstétrica de urgencia con sangrado total transquirúrgico  de 800 ml.

El doctor del IMSS dio a conocer que pese a la gravedad del caso, la derechohabiente no requirió transfusión de sangre y se trasladó a piso de ginecología con buena evolución, por lo que salió el nosocomio dada de alta el 4 de marzo con mejoría clínica.

De esta manera y gracias a la oportuna intervención y profesionalismo del equipo quirúrgico se evitó, lo que pudo haber sido la primera muerte materna y perinatal del año.

El matrimonio conformado por Beatriz y el esposo Omar López Martínez, de ocupación empleado, ambos derechohabientes del IMSS, agradecieron ampliamente a todo el personal que participó en esta acción coordinada tanto del servicio de urgencias como de quirófano, laboratorio, así como médicos y enfermeras del área de hospitalización.

Compartir