Presenta Jorge Volpi su ejercicio de periodismo narrativo, Una novela criminal

105

Una novela criminal, obra ganadora del Premio Alfaguara 2018, fue presentada por su autor, Jorge Volpi en el Patio Octavio Paz de la Biblioteca de México, este martes 17 de abril.

El escritor estuvo acompañado de la novelista Carmen Boullosa, el abogado penalista Agustín Acosta y el periodista Jorge Zepeda Patterson, moderados por Ricardo Cayuela, director editorial de Penguin Random House, México.

Jorge Volpi (México, 1968) señaló que la historia le pertenece a sus protagonistas a los que agradeció su confianza para contar su particular versión de lo sucedido.

El libro aborda el asunto Cassez-Vallarta, uno de los procesos criminales más enrevesados de los últimos tiempos, el cual provocó en 2011 una ácida disputa entre el entonces presidente de México Felipe Calderón y el de Francia, Nicolas Sarkozy, la captura o la invención de la Banda del Zodiaco y una violenta polémica entre los defensores de las víctimas y quienes denunciaron las diversas irregularidades del caso.

“Escribí lo que yo llamo novela sin ficción o novela documental o lo que otros llaman periodismo narrativo o una crónica literaria que obedece a esa rica tradición que intenta mezclar literatura y periodismo que nace contra lo que muchos otros piensan en América Latina, en otro momento igualmente convulso en Argentina con Operación masacre, de Rodolfo Walsh”.

Reconoció que luego de revisar  investigaciones de periodistas, testimonios y documentos audiovisuales encontró innumerables contradicciones y versiones distintas de un mismo hecho.

“Por eso esta novela no es sobre hechos sino una novela en donde todo lo que está ahí está basado cuidadosamente en una fuente o en un testimonio. Nadie crea que por llamarse novela está sometida a la invención literaria, a eso que normalmente llamamos imaginación o ficción”, dijo el autor.

“En esta novela intenté buscar la verdad. Creí ingenuamente que podía llegar a encontrar algunos hechos que se le habían escapado a otros investigadores. Al final, me di cuenta que esta novela se parece bastante a mi novela En busca de Klingsor en cuanto al tema: la historia del investigador que busca la verdad sólo para darse cuenta que esa verdad es inasible y probablemente imposible”.

El periodista Jorge Zepeda Patterson consideró que estamos ante un ensayo antropológico o un “thriller” que se instala en la mente del investigador, como lo haría una novela policiaca en donde la historia está contada desde la perspectiva clásica del investigador detective.

“El texto de Volpi está a medio camino entre periodismo y literatura, entre la descripción de la realidad y la exploración de la verdad. Es como una película con giros inesperados”.

Para la escritora Carmen Boullosa, quien ofreció un panorama de Una novela criminal desde la literatura, el libro cumple como toda novela en procurarnos un espejo. Argumentó que Volpi entró al laberinto de las instancias de la impartición de la justicia e hizo lo posible por reconstruir dicho laberinto sin deformarlo, al visitar los infiernos y regresar con la novela del caso.

“Es la novela de la batalla por la verdad histórica. Una novela criminal reitera una lección literaria, si la realidad puede y a menudo se da el lujo de ser inverosímil”.

La novelista coincidió con lo plasmado en el Acta del Jurado del Premio Alfaguara 2018, integrado por Fernando Savater (presidente), Emilio Achar, Mathias Enard, Claudia Llosa, Sergio del Molino y Pilar Reyes en la que se reconoce la forma en que el autor coloca al lector y a la realidad frente a frente, sin intermediarios.

“En esta historia, el narrador es tan sólo el ojo que se pasea sobre los hechos y los ordena. Su mirada es la pregunta, aquí no hay respuestas, sólo la perplejidad de lo real”, establece el acta.

Compartir