Propone Hilda Luis frenar discriminación y exclusión por embarazo y VIH

64

La integrante de la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad, Hilda Graciela Pérez Luis, propuso desde la máxima tribuna, una iniciativa a la Ley estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, a fin de reconocer como violencia laboral contra las mujeres las conductas señaladas en el Ley Federal del Trabajo, tales como la exigencia a las mujeres de presentar certificados médicos de embarazo para el ingreso, permanencia o ascenso en el empleo o el despido de una trabajadora o coacción de renuncia por motivos de embarazo, cambio de estatus civil o cuidado de los hijos.

Así también, presentó un Punto de Acuerdo para exhortar al Titular del Instituto Mexicano del Seguro Social, para que a través de la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales, realice las modificaciones necesarias en la guía del Procedimiento para la Evaluación Médico Laboral en aspirantes a ingresar como trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social vigente, a fin de no contemplar como requisito de ingreso y/o contratación la aplicación de exámenes de VIH/SIDA.

Lo anterior debido a que a pesar de los avances que existen en materia de no discriminación, aún persisten grupos que son víctimas de discriminación por alguna de sus características físicas o su forma de vida, señaló la también presidenta de la Comisión Permanente de Comisión permanente de Trabajo y Seguridad Social.

“Las personas portadoras del VIH así como las mujeres embarazadas son las principales víctimas de discriminación laboral”.

En tanto manifestó que el principio de igualdad establecido en nuestra Constitución Federal es la base para el reconocimiento en el que todas las personas, sin distinción, tenemos acceso a disfrutar todos los derechos humanos, incluidos el derecho a la igualdad de trato ante la ley y el derecho a ser protegido contra la discriminación por diversos motivos.

“En el ámbito laboral, continúan existiendo conductas que atentan contra el libre desarrollo de las personas y su derecho a acceder a un trabajo digno” indicó.

Hilda Luis expuso que existen empresas que solicitan como requisito a las mujeres presentar certificados médicos de embarazo para el ingreso, permanencia o ascenso en el empleo, o en su caso despiden o coaccionan a la mujer trabajadora, para que renuncie por estar embarazada, por el cambio de su estado civil o por tener a su cuidado a sus hijas e hijos menores.

Agregó que sucede una situación similar con las personas a las que les solicitan la prueba de VIH/SIDA para el ingreso a un empleo, como en el IMSS, en el que desde la guía del procedimiento para la Evaluación Médico Laboral en aspirantes a ingresar al Instituto se considera como requisito la práctica de la prueba de VIH/SIDA.

“Ninguna empresa puede exigir a las y los aspirantes que se haga una prueba de VIH, o en el caso de las mujeres, que estas presenten un certificado médico de embarazo”.

Para concluir la diputada dijo que la discriminación constituye una de las expresiones sociales más desafiantes de la modernidad, atenta contra la dignidad, el respeto a la diversidad y a los derechos humanos, acciones que son por demás discriminatorias y que van contra el principio de Igualdad y No discriminación.

Compartir