Protestas en Francia empañan el Día de la Toma de la Bastilla

27

Enfrentamientos entre policías y manifestantes en los parisinos Campos Elíseos se saldaron ayer con unos 180 detenidos y empañaron la fiesta con el motivo del Día de la Toma de la Bastilla, luego de que el presidente francés, Emmanuel Macron, encabezó un desfile bajo el signo de la cooperación militar europea.

Tras la parada, decenas de asistentes, que decían ser integrantes del movimiento de los chalecos amarillos, pero que no llevaban su habitual prenda fosforescente, intentaron levantar obstáculos y quemaron basura sobre la turística avenida parisina.

Los agentes antimotines trataron de dispersar con gases lacrimógenos a los manifestantes, algunos de los cuales se taparon los rostros con pañuelos, máscaras o capuchas.

Alrededor de 180 personas, entre ellos dos dirigentes de la protesta, que no recibió autorización, fueron detenidas, anunció la policía a la agencia de noticias Afp.

En la apertura del desfile, en un vehículo militar junto a su jefe de Estado Mayor, Macron, que encabezó por tercer año la fiesta nacional desde su elección en mayo de 2017, recibió abucheos y silbidos de los chalecos amarillosmezclados en la multitud, mientras otros espectadores aplaudían.

Algunos llevaban globos amarillos en referencia al movimiento social de protesta, que se inició en octubre de 2018 a raíz de un proyecto para aumentar el precio de los combustibles.

Macron y sus invitados europeos presenciaron el desfile desde una tribuna, en la plaza de la Concordia, en uno de los extremos de los Campos Elíseos.

Nunca, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Europa ha sido tan necesaria. La construcción de una Europa de la defensa, vinculada con la Alianza Atlántica, de la que celebramos los 70 años, es para Francia una prioridad y constituye el hito de este desfile, explicó el presidente francés.

Juntos fortaleceremos nuestra capacidad para actuar colectivamente, uno de los desafíos de la Iniciativa de Intervención Europea y otros proyectos europeos, indicó en referencia a la coalición militar de 10 países que incluye a Alemania, Bélgica, España, Dinamarca, Estonia, Países Bajos, Portugal y Reino Unido.

Frente al Brexit y a unas relaciones transatlánticas un tanto debilitadas con Donald Trump, Macron ha hecho de la defensa de Europa uno de sus temas predilectos, al considerar que para el continente es crucial incrementar su autonomía estratégica, complementaria a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Además de la canciller alemana, Angela Merkel, que apareció en buena forma tras varias crisis de temblores, asistieron entre otros el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

El desfile contó con la presencia de drones, vehículos autónomos en miniatura, armamento antidron y un soldado volador que asombró a los presentes con un vuelo rápido y preciso habilitado por una plataforma voladora situada bajo sus pies. Unos 4 mil 300 militares, 200 vehículos y más de 100 aparatos de las fuerzas aéreas francesas y de otros países europeos participaron en el desfile sobre la emblemática avenida de los Campos Elíseos y la Torre Eiffel.

El 14 de julio, Francia conmemora la Toma de la Bastilla, asalto a la prisión donde estaban los presos políticos durante la Revolución Francesa de 1789.

Fuente: La Jornada

Compartir