Reabren la Casa de Cultura “Heberto Castillo”, de San Jacinto Amilpas

57

San Jacinto Amilpas.- La Casa de Cultura “Heberto Castillo” de San Jacinto Amilpas  reabrió su puertas a niñas, niños, Jóvenes, adultos y adultos mayores, lo anterior después de mucho tiempo que permaneció cerrada por la pandemia, para evitar contagios del virus Covid-19.

Contando con todas las medidas de seguridad para protegerse, la casa de cultura, se reactiva, a fin de estimular  a través de diferentes elementos artísticos, la creatividad, la imaginación y fortalecer el proceso de aprendizaje, pues estos dos elementos benefician el desarrollo, dijo la presidente municipal de dicha comunidad, Gabriela Adriana Díaz Pérez.

El objetivo es simple, pero motivador, – agregó-  Oaxaca a nivel estatal, nacional  e internacional ha sido un referente, un semillero de talentos, aquí reside la importancia de contar con espacios como está casa de cultura, que les dará las facilidades para la enseñanza y la práctica de las diferentes expresiones culturales.

“Este espació que es suyo, tiene una función importantísima, aquí, quién así lo anhele, tiene la oportunidad  de generar de manera permanente, procesos de desarrollo cultural, entre la comunidad,  la preservación, transmisión y fomento de muestras artísticas-culturales propias”, expresó.

La edil, hizo un llamado a las y los chinteños para aprovechar la oportunidad de  estrechar lazos como sociedad, para que quienes habitan en el municipio se reintegren de manera paulatina a sus actividades  “nuestras hijas, hijos que han sido los más golpeados por esta pandemia, porque han tenido que permanecer en casa, les urge retomar su cotidianidad, reintegrarse a sus actividades”.


Bienvenidas y bienvenidos está es su casa, demos la oportunidad a las niñas, niños, jóvenes, adultos, y adultos mayores de convertirse en mejores seres humanos,  a partir del arte, porque este representa  una forma de sentir la vida y al sensibilizarse ante el mundo las persona  se vuelven, casi sin darse cuenta, mejores seres humanos, que pueden cambiar o educar a una sociedad y eso es lo que queremos para las familias chinteñas, ofrecer tiempos de cambio y bienestar, una cara diferente y realizar actividades que las y les beneficien, concluyó