Rinden homenaje al diplomático Gilberto Bosques

69

La Casa del Refugio Citlaltépetl se develará la figura del diplomático mexicano realizada por Alfredo López Casanova y se inaugurará la muestra: Solidaridad en tiempos difíciles: No fui yo, fue México.

“Se trata de un merecido homenaje al político mexicano”, que tiene como objetivo dar a conocer su vida y su legado, pues hace no mucho tiempo la mayoría de los mexicanos desconocían “esa pequeña joya instalada en los oscuros rincones de nuestra historia”, apuntó Maria Luisa Capella, curadora de la exposición.

El objetivo es reconocer la labor humanitaria del cónsul de México en Francia durante la Segunda Guerra Mundial para salvar la vida de miles de republicanos españoles, judíos y otros que huían del fascismo.

Gilberto Bosques, cónsul de México en Francia de 1939 a 1944, quien mediante la firma de visas para viajar a nuestro país y el establecimiento de campamentos de refugiados salvó la vida de alrededor de 40 mil perseguidos por el fascismo,

Conocido como el Schlinder mexicano, Gilberto Bosques Saldívar fue nombrado por el presidente Lázaro Cárdenas Cónsul de México en territorio francés durante la Segunda Guerra Mundial, con la encomienda de ayudar a los connacionales que se encontraban en medio del conflicto, pero también a republicanos españoles que huían del franquismo, y judíos y personas amenazadas por la intervención de la Alemania Nazi en aquel país.

La muestra Solidaridad en tiempos difíciles: No fui yo, fue México, reúne 52 fotografías tomadas por los propios exiliados españoles durante su estadía en los dos campamentos de refugiados que el diplomático estableció a las orillas de Marsella y que posteriormente obsequiarían a Bosques en agradecimiento por su labor.

El material fotográfico pertenece a Laura Bosques, hija de Gilberto Bosques, quien ha sabido resguardar la obra de su padre en muchos sentidos, como maestro, diplomático, embajador y una persona íntegra.

Sobre Gilberto Bósques Saldívar

Nació el 20 de julio de 1892 en Chiautla de Tapia, municipio del estado de Puebla, y falleció el 4 de julio de 1995 en la Ciudad de México, a los 102 años. Fue testigo de la Revolución Mexicana y posteriormente incursionó en la política como diputado y presidente del Congreso de la Unión.

Como cónsul general en Francia, se instaló en París, Bayona y Marsella, donde tras romperse las relaciones entre México y el Gobierno de Vichy (como se conoce al régimen político instaurado por el mariscal Henri Philippe Pétain, con la ocupación nazi en territorio francés), en 1942 fue apresado por los alemanes junto con su esposa, tres hijos y otros diplomáticos.

Fuente: La Jornada

Compartir