Senado aprueba la reforma a la ley eléctrica propuesta por AMLO

408

El Senado de la República aprobó este miércoles por 68 votos a favor y 49 en contra, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que envió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En una sesión semipresencial de más de nueve horas, los legisladores de Morena, PT y PES, avalaron el dictamen sin permitir cambios a la propuesta que remitió la Cámara de Diputados la semana pasada. La reforma se turnó al Ejecutivo federal para su publicación.

Legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Verde Ecologista de México, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de Movimiento Ciudadano votaron en contra.

El senador por Morena Germán Martínez se unió a la oposición y votó en contra del dictamen.

Horas antes, el pleno la aprobó en lo general, con 68 diputados a favor y 58 en contra, a pesar de que no estaba considerado para ser votado en la sesión del martes. Sin embargo, el presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, solicitó agregar el dictamen y citar a una segunda reunión, propuesta que fue apoyada por la bancada de Morena.

La oposición cuestionó que no se realizó un parlamento previo a la discusión y votación en el pleno del Senado.

La senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, criticó que la reforma viola otras leyes e infringe acuerdos internacionales como el de París y el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Van a pasar a la historia porque empeñaron el futuro, la salud y el medio ambiente de nuestros hijos. Aprobaron una ley que viola la constitución y acuerdos de los que México es parte”, externó.

“En este proyecto de ley se establece que primero van las plantas de CFE sin ningún tipo de criterio económico, desaparecen las subastas como el mecanismo transparente que asegura que los mexicanos tengamos la energía más barata, sustituyen mecanismo con unos contratos a modo de entrega de energía, mediante los cuales la CFE podrá acordar los términos sin que medien mecanismos de transparencia, ni incentivos algunos para que sea el menor costo”, apuntó la panista Xóchitl Gálvez.

Los senadores de Morena, PT y PES, argumentaron el presidente López Obrador únicamente buscaba poner orden y definir reglas claras en el sector de la industria eléctrica nacional.

“Instaura un nuevo orden en el sistema del despacho, establece la rectoría del estado para dirigir las actividades de planeación del sistema eléctrico por parte de la Secretaría de Energía”, defendieron.

Esto propone la reforma eléctrica de AMLO

La reforma daría prioridad de despacho a la electricidad de las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por encima de las centrales privadas de energías renovables.

También cambiaría las reglas de los Certificados de Energías Limpias (CEL) y eliminaría la obligatoriedad de las subastas eléctricas en las que pueden participar las empresas privadas para abastecer a la CFE.

Asimismo, forzaría a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a revocar los permisos de autoabastecimiento, por lo que las empresas privadas no podrían generar la energía que consumen.

Organizaciones han criticado que la reforma también podría provocar un incremento de hasta 2 mil 750 millones de pesos en la generación de electricidad en el país, lo que obligaría a la CFE a subir las tarifas por el consumo doméstico.

Una de las modificaciones establece que la CFE estaría facultada para revisar viejos contratos con Productores Independientes de Energía (PIE) y en su caso, cancelarlos de manera unilateral.

Vía Latinus