Soy médico de almas y veo mal a la frontera, dice un Obispo de EU que cruza migrantes a El Paso

48

El obispo estadounidense Mark Joseph Seitz, titular de la diócesis de El Paso (Texas, EU), acompañó a una familia hondureñade migrantes que decidió cruzar de México a Estados Unidos para solicitar asilo.

La familia, compuesta por dos adultos y dos niños, ingresó acompañada por el prelado religioso a territorio estadounidense por el puente internacional Paso del Norte de Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua.

La acción fue promovida por la Diócesis de El Paso con el objetivo de mostrar su apoyo a la población migrante que ha enfrentado discriminación, tratos inhumanos, hambre, frío, y hasta la muerte en su intento por buscar nuevas y mejores oportunidades, aseguró el prelado a los medios.

“Como líder católico y cristiano en la frontera, frecuentemente me llaman para ser médico del alma, aquí en la frontera de los Estados Unidos y México podemos empezar a diagnosticar el alma de nuestro país”, declaró.

El líder religioso cuestionó que los gobiernos vean a los niños y a las familias como una amenaza y criticó que a los niños se les trate “peor que a animales” y se les de la espalda a mujeres embarazadas, a los bebés y a las familias.

El monseñor Seitz cuestionó la falta de empatía y reprobó la indiferencia que tienen las personas hacia la comunidad migrante, pues anteponen sus prejuicios olvidando que también tienen derechos y que deben ser respetados.

La familia, compuesta por dos adultos y dos niños, ingresó acompañada por el prelado religioso a territorio estadounidense por el puente internacional Paso. Foto: EFE

El líder religioso cuestionó que los gobiernos vean a los niños y a las familias como una amenaza y criticó que a los niños se les trate “peor que a animales”. Foto: EFE

Creemos que estos padres simplemente no tienen derecho a salvar a sus hijos de la violencia o la desnutrición, no tienen derecho a un trabajo ni a mantener a sus familias, ni tienen derecho a reunirse con la familia”, acusó.

El director de la Casa del Migrante, el sacerdote mexicano Javier Calvillo, quien también acompañó al Monseñor en el cruce, declaró a EFEque los migrantes carecen de apoyos del Gobierno mexicano.

Compartir