Subastarán asiento para viajar al espacio en julio próximo

294

La compañía de turismo espacial Blue Origin anunció que uno de sus asientos de lo que será su primer viaje tripulado al espacio, en julio próximo, será subastado públicamente.

“Estamos ofreciendo un asiento en este primer vuelo al postor que ganará la subasta en línea de Blue Origin”, dijo la compañía, sin revelar quién más abordaría la New Shepard.

Cualquier persona mayor de edad ya puede hacer una oferta en el sitio web de la empresa. Los montos de las ofertas realizadas se darán a conocer el 19 de mayo.

A partir de esta fecha, los participantes deberán mejorar la mayor oferta para continuar. La subasta se cerrará el 12 de junio.

Los fondos recaudados serán donados a Club for The Future, una fundación creada por Blue Origin con el objeto de alentar a las generaciones jóvenes a iniciar una carrera en el sector científico.

El principal competidor de Blue Origin en este segmento de vuelos turísticos cortos al espacio es Virgin Galactic, propiedad del multimillonario británico Richard Branson.

Unas 600 personas ya han comprado un pasaje por un precio de entre 200 mil y 250 mil dólares, según esa firma.

“El 20 de julio, New Shepard llevará a su primera tripulación de astronautas al espacio”, señaló la firma fundada por el multimillonario estadounidense Jeff Bezos en un comunicado.

Esta incursión espacial durará apenas unos diez minutos.

El viaje se llevará a cabo en el cohete reutilizable de 18 metros de altura que desarrolla desde hace años.

Este vehículo lanzador ha superado 15 pruebas hasta la línea de Karman que, según la convención internacional, marca la frontera entre la atmósfera y el espacio exterior -a 100 km sobre la Tierra-. Sin embargo, nunca ha viajado con humanos a bordo.

En la parte superior del cohete habrá una cápsula con capacidad para seis personas, con grandes ventanales que cubren más de un tercio del área de la cabina.

Los pasajeros a bordo podrán entonces flotar en gravedad cero durante unos minutos y observar la curvatura del espacio.

Durante este lapso, la nave descenderá para aterrizar suavemente en una pista, siempre en posición vertical.

La cápsula, por su parte, descenderá en caída libre para regresar a la Tierra mientras es frenada por tres grandes paracaídas y retrocohetes para terminar aterrizando en el desierto al oeste de Texas.

Vía Contraréplica / Foto AFP