Supervisa Contraloría la calidad de obras en pro de la transparencia

23

El departamento de Calidad de Obra es un área operativa adscrita a la Subsecretaría de Supervisión y Obra de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental (SCTG), cuyo objetivo es realizar las pruebas necesarias para evaluar la calidad de los materiales utilizados y procedimientos aplicados en obras públicas.

La finalidad es constatar que las obras se realicen conforme a las normas y especificaciones técnicas vigentes, en pro de la municipalidad que destinó recursos públicos para ejecutarla, y de la población, que es quien usará la misma y que por ende demanda funcionalidad y calidad, estableció el director de Auditoria C de la Subsecretaría, Alberto Sánchez Sumano.

En este contexto, el laboratorio constata la calidad de la obra a partir de dos aspectos fundamentales: el espesor del pavimento y la resistencia a la compresión del concreto hidráulico que conforma el pavimento; ambos criterios dan la pauta para poder determinar el correcto uso del recurso público y la ejecución del mismo, todo a partir del expediente técnico validado por la instancia normativa y autorizado por la Secretaría de Finanzas (Sefin) y que contiene los detalles de la obra.

De tal manera, es la Sefin quien proporciona la cobertura de obras idóneas para ser evaluadas, principalmente pavimentos con concreto hidráulico y asfáltico; luego, se solicita a los municipios o dependencias -según sea el caso- el expediente técnico de la obra y con esta información, se programan las visitas, en coordinación con las autoridades correspondientes, para que den fe del trabajo que realiza esta área.

Cabe señalar que todas las obras son revisadas mientras su fianza de vicios ocultos está vigente, esto para que en caso de que las obras presenten déficits en cuanto a calidad, se pueda hacer válida, la modifiquen o repongan por el mismo costo, puesto que así lo estipula la ley en la materia.

El Laboratorio Móvil de Calidad de Obra realiza la extracción de núcleos de concreto hidráulico, y de pastillas asfálticas o bases hidráulicas en menor medida. Estas piezas posteriormente son trasladadas al laboratorio fijo para las pruebas correspondientes.

En el laboratorio fijo, con las muestras de concreto extraídas en campo, se procede al descabeceo mediante una cortadora especializada, y una vez nivelada la pieza con azufre, mediante el uso de la prensa hidráulica se ensayan a compresión determinándonos la resistencia que soportan las muestras.

Sobre las obras que no cumplen con los requisitos de espesor y resistencia, la Contraloría del Estado otorga al municipio o dependencia, la orientación sobre el proceso a seguir para corregir, y si estos hicieran caso omiso de las indicaciones, son turnados al departamento de Quejas, Denuncias e Investigación, donde se inician procedimientos por presuntas responsabilidades administrativas.

Con base en el Programa Anual de Trabajo (PAT) 2019, el departamento tenía la meta de realizar de acuerdo a su capacidad operativa, 80 visitas de inspección; sin embargo, con corte al 31 de octubre 2019, la suma de obras revisadas es de 96, superando la meta planteada.

Compartir