Tom Brady lleva a los Tampa Buccaneers al Super Bowl

295
Tampa Bay Buccaneers quarterback Tom Brady reacts after winning the NFC championship NFL football game against the Green Bay Packers in Green Bay, Wis., Sunday, Jan. 24, 2021. The Buccaneers defeated the Packers 31-26 to advance to the Super Bowl. (AP Photo/Matt Ludtke)

Puede pasar el tiempo, surgir una pandemia o cambiar de equipo, pero Tom Brady tiene un hechizo con el éxito. El mejor quarterback en la historia del fútbol americano, con seis anillos del Super Bowl, ha logrado una hazaña en el deporte de EEUU.

El lanzador llevó a un equipo de media clasificación, los Tampa Buccaneers, a jugar el gran partido de la NFL en su primera temporada en el equipo. Se cruzará frente a los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes, en un enfrentamiento entre la vieja guardia y el futuro fulgurante. El partido se jugará en la guarida de los Buccaners en Florida el 7 de febrero a las 18.30 (hora local).

El año pasado, Brady se despidió tras perder en la antesala de los playoffs de la NFL, cuando cayó junto a sus compañeros de los New England Patriots. Fue el fin de ciclo. Después de 20 temporadas como líder de los Pats, Brady decidió marcharse ante un futuro poco esperanzador en el equipo.

Su entonces entrenador, Bill Belichick, le intentó convencer, aunque sin éxito. El mariscal de campo dejó consentirse por un equipo con una sola Super Bowl ganada en 2002. La franquicia le dispuso un excompañero y fiel escudero que salió del retiro: Rob Gronkowski. Brady, con una suerte que envidiarían en cualquier casino de Las Vegas, acertó en su diagnóstico: los Patriots perdieron nueve partidos y se quedaron fuera de los playoffs.

Los Buccaneers de Tom Brady arrollaron en los playoffs al equipo de Washington (31-23), a los favoritos New Orleans Saints de Drew Brees (30-20) y a Green Bay Packers (31-26), liderados por un Aaron Rogers quien apuntaba a ser el mejor jugador de la temporada. Nada pudo detener el brazo y la pericia de un Brady que se niega al retiro con 43 años. Durante su estancia en la NFL, el mariscal de campo ha logrado llegar a 10 partidos del Super Bowl y ha ganado seis de ellos, es decir, tiene más títulos que 30 equipos de la liga.


En el otro costado de la cancha estará Patrick Mahomes. Con 25 años es la euforia como quarterback. El año pasado comandó a su equipo para ganar la Super Bowl frente a los 49ers de San Francisco. Su estilo para lanzar pases, a veces sin mirar, le ha valido para tener el contrato más jugoso del mundo: 477 millones de dólares.

Si consigue ganar el gran partido de la NFL de nuevo puede sobrepasar la frontera de los 500 millones. Fuera de la excesiva cantidad de dinero, Mahomes ha sido una constante en las últimas tres temporadas. En esta última, nadie pudo detener a su equipo en la Conferencia Americana. En la ronda divisional despacharon a los Cleveland Browns (22-17) que se habían ilusionado tras echar a los Pittsburgh Steelers. En la final de conferencia pasaron por encima de los Buffalo Bills (38-24)

El Super Bowl, el gran partido de la temporada, se jugará en el estadio de Tampa (Florida). Las autoridades de la liga han informado que podrán asistir 22.000 aficionados. La NFL ha regalado 7.500 a trabajadores de la salud, ya vacunados, de EE UU para el gran juego que tendrá como show de medio tiempo la presencia de The Weeknd.

Vía El País /Foto AP