Tormenta invernal deja al menos 16 muertos en Estados Unidos

92

La tormenta invernal que azotó a Estados Unidos, dejando a millones de personas sin electricidad, provocó la muerte de al menos 16 personas.

Según los informes, entre los individuos que perdieron la vida este martes se encontraban tres personas que fueron localizadas muertas después de que un tornado azotara una ciudad costera en Carolina del Norte.

Mientras que una familia de cuatro personas murió en un incendio en una casa en el área de Houston, el cual, presuntamente fue provocado por una chimenea que era usada por los habitantes del inmueble para mantenerse calientes.

En total, se informaron al menos 16 muertes. Otras causas incluyeron accidentes automovilísticos e intoxicación por monóxido de carbono. El clima también amenazó con afectar el esfuerzo nacional de vacunación contra COVID-19. La administración del presidente Joe Biden dijo que era probable que se produjeran retrasos en los envíos y entregas de vacunas.

El condado de Brunswick de Carolina del Norte tenía poca notificación del clima peligroso y no se emitió una advertencia de tornado hasta que la tormenta ya estaba en el suelo.

Más muertes causadas por la tormenta invernal

Al menos 13 niños fueron tratados por intoxicación por monóxido de carbono en Cook Children’s Medical Center en Fort Worth, dijo el hospital en una publicación en las redes sociales, que advirtió que las familias estaban “tomando medidas extremas para calentar sus hogares”, con propano o diesel, motores y generadores, hornos y estufas a gas. Uno de los padres murió a causa de los vapores tóxicos, dijo el pediatra Phillip Scott a la estación de televisión KTVT de Fort Worth.

Otras muertes en Texas incluyeron a una mujer y una niña que murieron por presunta intoxicación por monóxido de carbono en Houston y dos hombres encontrados a lo largo de las carreteras del área de Houston que probablemente murieron a temperaturas bajo cero, según dijeron los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

En el oeste de Tennessee, un niño de 10 años murió después de caer en un estanque cubierto de hielo el domingo durante una tormenta invernal, según informaron los bomberos del estado.

Vía La Razón de México