Trabaja Coesida para prevenir y combatir la discriminación por orientación sexual e identidad de género

24
  • La homofobia es un factor que impide a poblaciones clave, el acceso a los servicios de prevención, detección y atención del VIH

La directora general del Consejo Estatal para la Prevención y Control del Sida (Coesida), Gabriela Velásquez Rosas, expresó que además de las repercusiones sociales, emocionales y psicológicas, la homofobia limita la respuesta efectiva a la prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

En el marco del Día Internacional Contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia, la también responsable Estatal del Programa VIH/Sida, señaló que en el estado, la discriminación por preferencia u orientación sexual, sigue siendo una constante que impide muchas veces que los grupos que forman parte de las poblaciones clave (entre ellas la comunidad LGBTTTI) accedan a los servicios de prevención, detección y atención del VIH.

En este sentido, expresó que en la institución a su cargo, la atención libre de discriminación es uno de los valores fundamentales; por ello indicó que a través del programa Diversidad Sexual se busca concientizar a personas heterosexuales y de la misma comunidad LGBTTTI, sobre el daño que causan el estigma, la discriminación, homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia.

“Aún falta mucho por recorrer, sin embargo seguimos trabajando para crear alianzas que ayuden a alcanzar los objetivos en materia de prevención y sensibilización, así como de contribuir a la construcción de espacios mayormente incluyentes y respetuosos de los derechos humanos, erradicando la discriminación de personas con VIH y por razón de su orientación sexual”, dijo.

En su oportunidad, el encargado del programa “Diversidad Sexual” del Consejo, Francisco Contreras Méndez, destacó que tanto el estigma y la homofobia, son comportamientos sociales que en la mayoría de los casos, aumenta el aislamiento de las personas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero e intersexuales (LGBTTTI).

Haciéndolas más reticentes a identificarse y a recibir asesoramiento, promoviendo el rechazo, falta de oportunidades, educación, empleos dignos y acceso a los servicios de salud, limitando su desarrollo social y repercutiendo de manera negativa en la prevención del VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

“Estas situaciones generan malestar en la persona, orillándole a vivir una doble vida, donde todo lo realizan a escondidas o con discreción, acudiendo a lugares o utilizando aplicaciones para tener encuentros sexuales clandestinos, con personas desconocidas, exponiéndose así a ITS como el VIH”, mencionó.

Recalcó que la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia, son comportamientos de odio, rechazo, aversión, prejuicio y discriminación contra personas que tienen orientaciones sexuales diversas a la heterosexualidad y está asociada principalmente a la comunidad LGBTTTI.

“Estas actitudes inclusive se visualizan dentro de la comunidad LGBTTTI, esto debido a que todas y todos fuimos formados desde la heteronormatividad y lo tenemos establecido. El mayor problema es la ignorancia y la cerrazón de la sociedad ante este tema”, finalizó.

Compartir