Tres muertos y varios heridos en operativo policial en Nicaragua

180

Managua. Tres personas muertas, al menos 22 heridas y otras 14 detenidas es el resultado de un operativo combinado de policías y paramilitares contra manifestantes en León, en el occidente de Nicaragua, confirmaron hoy a dpa fuentes de organismos humanitarios.

Alvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH, independiente), dijo que el ataque lo realizaron unos 200 policías y elementos armados de civil que tenían la misión de retirar las barricadas y retenes puestos por manifestantes en el barrio de Sutiaba.

Como producto de la ofensiva gubernamental se reportaron al menos tres fallecidos, 22 heridos y 14 arrestados, incluyendo a un niño de 12 años, señaló.

El párroco Víctor Morales, de la iglesia San Pedro de León, confirmó que el ataque inició temprano y dejó tres muertos. Una vecina que pidió el anonimato declaró a una radio local que policías y paramilitares realizaron registros y allanamientos a viviendas.

Una cantidad no precisada de jóvenes fueron detenidos tras ser sacados de sus casas con violencia y sin órdenes judiciales de arresto, comentó por su parte a dpa Gonzalo Carrión, director jurídico del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Por su parte, el periodista Aníbal Toruño, director de la emisora Radio Darío, de León, denunció que dos de sus reporteros fueron atacados por paramilitares que los golpearon y posteriormente destruyeron sus equipos.

“Con lujo de violencia un grupo de paramilitares del Gobierno arremetió, agredió físicamente y destruyó los equipos de transmisión” que portaban Elmer Estrada y Audberto Solís mientras daban cobertura al ataque en Sutiaba, indicó Toruño.

El periodista Audberto Solís expresó que los paramilitares le quitaron el celular para revisar imágenes y números telefónicos y se lo devolvieron quebrado. “El encapuchado me dijo que debía agradecerle que solamente me destruyó el celular”, relató.

Toruño recordó que el personal de Radio Darío está protegido por medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La emisora fue incendiada por simpatizantes del Gobierno cuando inició esta crisis, en abril pasado.

Ubicada a 90 kilómetros al noroeste de Managua, la ciudad de León ha sido un importante foco de protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega desde que comenzó la crisis actual, el pasado 18 de abril.

El conflicto ha dejado desde entonces 309 personas muertas y unas 1.500 heridas, según la ANPDH. El Cenidh reporta 220 víctimas y el Gobierno solamente reconoce 47 fallecidos.

Fuente: La Jornada